¿A quién votarás en las elecciones?

Se acerca la fecha de la celebración de las elecciones generales, seguida de las europeas y autonómicas y los españoles hemos de elegir quien debe ser el próximo presidente que tome las riendas de nuestro país.

Uno de los temas estrellas es el problema catalán, seguido del problema con las pensiones, la educación, el estado de las autonomías, etc…

Es público y notorio que el actual Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha puesto a nuestro país patas abajo, negociando con los golpistas, nombrando un falso «relator» con los prófugos de la justicia y, por si fuera poco, intentar aprobar unos presupuestos generales caóticos para la clase media y trabajadora, gravando aún más a las Pequeñas y Medianas Empresas siempre con la excusa de «subir los impuestos a los ricos» cuando todos sabemos que, al fin y al cabo, quienes van acabar pagando el pavo vamos a ser todos nosotros.

Dicho lo cual, el último gesto, medida o como lo quieran llamar, del Desgobierno del Doctor Sánchez ha sido aprobar 6 decretos con el apoyo de los que en su día mataron por quebrantar la unidad de nuestro país, con el apoyo de los proetarras de EH Bildu que hoy mismo en el Parlamento Vasco llamaban «nazis» a los Policías y Guardias Civiles presentes que reivindicaban una equiparación salarial justa y digna, esos mismos cachorros que se vanaglorian de que apaleen a Guardias Civiles a las puertas de las Herriko Tabernas en Alsasua, o que se dedican a negar el estacionamiento a los buques de la Armada Española en los municipios del País Vasco donde, por desgracia, gobiernan.

Expertos en manipulación y desinformación, lo vimos claramente con el «fichaje estrella» de Tezanos para el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) o lo último con las manipulaciones de las declaraciones del economista y número 4 del PP por Madrid Daniel Lacalle sobre la problemática de las pensiones.

Isabel Celaa estuvo muy clara y concisa durante la presentación del lema del PSOE para la campaña de las generales, dijo, cito textualmente, que «era como el Titanic». Me alegro mucho pues, porque todos sabemos como acabó. Esperemos que, en el buen sentido de la palabra, Sánchez y su desgobierno acaben fracasando electoralmente por el bien y el futuro de España.
Compártelo con tus amigos

Deja un comentario