Alex Graneri, segundo oro en el Mundial de Portugal

Álex Graneri se confirma como la gran promesa y a la vez excelente presente del piragüismo nacional. El palista del RCN Palma ha logrado ganar dos medallas de oro en las dos categorías en que competía, K1 1000 y K1 500, en el Campeonato del Mundo Junior disputado en Montemor-o-Velho (Portugal)Para encontrar un logro igual hay que retrotrarse al año 2005, en que el palentino Diego Cosgaya obtuvo el mismo premio.

La actuación de los palistas del RCN Palma ha sido espectacular en este mundial. Minutos antes del segundo oro de Graneri, la joven Carla Vey se había colgado el bronce con el equipo español de K4, también en los 500 metros.

Alex Graneri ha conseguido hoy su segundo oro en el K1 500. El palista mallorquín ha dominado con autoridad la distancia y se ha puesto en cabeza desde la salida e incluso ha aumentado la diferencia con sus rivales en la segunda mitad del recorrido, uno de sus puntos fuertes. Alex se permitió incluso el lujo de bajar los brazos en los últimos metros y aun así paró el crono en 1’ 41’’ 55, sacando más de un segundo de ventaja sobre el segundo clasificado, el húngaro Levente Kurucz. El palista del RCNP ha devuelto la moneda al que se convirtió en su máximo rival en los últimos europeos de mayo, cuando el magiar fue el único que superó al español y se llevó entonces los dos oros.

“Es una satisfacción enorme tras un largo sacrificio durante toda la temporada, pero todo ese sacrificio ha tenido su recompensa al final”, manifestaba sonriente Alex Graneri tras conseguir su segundo oro. Sobre los meses de entrenamiento para alcanzar el triunfo, el palista del RCNP declaraba: “Ha sido una preparación muy dura, con altibajos durante la temporada, pero he tenido plena confianza en mi entrenador, hemos estado concentrados todo el verano sin apenas ver a nadie por el Covid, pero ha merecido la pena”.

Solo unos minutos antes del segundo oro de Graneri, Carla Vey conseguía traerse otra medalla para Mallorca tras lograr el bronce con el K4 español en la distancia de 500 metros. La final fue disputadísimay aunque el equipo húngaro dominó la prueba, las distancias entre los equipos que luchaban por medallas fueron siempre exiguas. El equipo español, formado por Laura Serra, Carla Vey, Andrea Rodríguez y Carla Corral, incluso rozó la plata en la parte final de la prueba, en dura pugna con el equipo alemán, pero al final se apropió del bronce, por delante de las italianas.

Recordemos que Carla Vey está en su primer año de Junior y era una de las palistas más jovenes de todo el mundial. Aun así se coló en la final de K1 500 y ha conseguido su primera medalla de bronce en un Campeonato del Mundo.

Previous post Entrevista en exclusiva con Rafael Apresa, expulsado de las Juventudes Socialistas de Baleares
Next post EL DÍA DE LAS FUMIGACIONES

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Cómo te ayudo? Cuéntanos tu historia
A %d blogueros les gusta esto: