Apoyar un futuro estable y próspero para los palestinos

Apoyar un futuro estable y próspero para los palestinos

Estados Unidos está ayudando a los palestinos a luchar contra la pandemia de COVID-19 y a construir la paz, la estabilidad y la prosperidad a largo plazo.

El 7 de abril, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, anunció el restablecimiento de la ayuda humanitaria, económica y de desarrollo para los palestinos. La ayuda exterior de Estados Unidos “proporciona un alivio crítico a los más necesitados, fomenta el desarrollo económico y apoya el entendimiento entre israelíes y palestinos, la coordinación de la seguridad y la estabilidad”, dijo.

Blinken anunció 75 millones de dólares en ayuda económica y de desarrollo en Cisjordania y Gaza, y 10 millones de dólares para programas de consolidación de la paz, a través de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, sujetos a la aprobación del Congreso.

Como parte del anuncio, Estados Unidos también proporcionará 150 millones de dólares para el Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (UNRWA), que se ocupará de las necesidades de emergencia y los servicios básicos, incluida la educación para más de 500.000 niños palestinos.

“La financiación a la UNRWA también proporciona asistencia crítica para COVID-19, incluyendo asistencia sanitaria, medicamentos y suministros médicos, así como ayuda en efectivo y alimentos a las familias gravemente afectadas por COVID-19”, dijo Blinken. “Estados Unidos está profundamente comprometido a garantizar que nuestra asociación con UNRWA promueva la neutralidad, la responsabilidad y la transparencia”.

Estados Unidos también está reiniciando programas vitales de asistencia a la seguridad que serán administrados de acuerdo con las leyes estadounidenses.

Estados Unidos ha contribuido con 6.000 millones de dólares a UNRWA desde que la ONU estableció la agencia en 1949. UNRWA opera en Jordania, Líbano, Siria, Cisjordania y la Franja de Gaza.

Los 75 millones de dólares de nueva ayuda económica y de desarrollo a través de USAID apoyarán a las empresas afectadas por COVID-19 y reforzarán la recuperación económica de la pandemia. La ayuda también llevará alimentos y agua potable a las familias necesitadas y apoyará a la Red de Hospitales del Este de Jerusalén, que proporciona tratamiento vital a los palestinos. Otros 10 millones de dólares de ayuda apoyarán los programas de consolidación de la paz por medio de USAID. Esta financiación se suma a los 15 millones de dólares de ayuda estadounidense al pueblo palestino anunciados en marzo para hacer frente a COVID-19 y a la inseguridad alimentaria.

Estados Unidos es el mayor donante mundial en la lucha contra COVID-19 y ha prometido 4.000 millones de dólares para apoyar los esfuerzos mundiales de distribución de vacunas a los países de bajos y medianos ingresos. El Congreso estadounidense aprobó recientemente 11.000 millones de dólares para ayudar a los países de todo el mundo a responder ante COVID-19 y luchar contra el hambre y otros efectos secundarios de la pandemia.

Blinken dijo que el apoyo al pueblo palestino es congruente con los intereses y valores de Estados Unidos y sus socios, e instó a otros a hacer donaciones para la estabilidad y el progreso en la región.

“Estados Unidos está comprometido con el avance de la prosperidad, la seguridad y la libertad tanto para los israelíes como para los palestinos”, dijo.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: