‘Derecho a la vida’

Nuestras instituciones están habitadas, en gran parte, por ‘burros adiestrados’, es decir, personas capaces de aprobar exámenes por constancia y requisito, pero no por destacar en su inteligencia… pues si la tuvieran seguramente no estarían contaminados por el virus político (SarcoVspanishcorruptus) y tendrían un perfil más científico y aséptico de ideologías.

Ah, perdón que iluso soy, es imposible llegar arriba de cualquier institución española si no hay un ‘empujoncito’ político.

Veamos, limitar derechos humanos también entraña lo que se han olvidado: Delimitar.

En vez de delimitar por zonas concretas (barrios, manzanas, grandes edificios… etc.) pues los ajustes de límites bien delimitados sí están justificados en base a la incidencia objetivamente detectada y medida, estos energúmenos, hacen pasar, por pereza intelectual, a todo dios por el mismo rasero.

Armengol, sabemos que a los que has pedido ‘apoyo’ son en gran medida personas que tienen politizada su mente, por eso, gracias a dios que lo evidencia, hay miembros del TSJIB que votaron en contra de lo que has propuesto, o en el País Vasco, al igual que otras regiones, sus homólogos dictan lo contrario.

Por tanto, una vez más, somos esclavos de esta seudo mafia política.

En cuanto a la pandemia… ésta está fuera de control real, cada vez que empecemos a permitir los flujos de personas sean locales, nacionales o extranjeros habrá un aumento de incidencias, incluso, pronto, nos daremos cuenta de que tenemos que revacunarnos porque tendremos que afrontar nuevas cepas.

A lo mejor, al final, sin ánimo de que sea una solución perfecta, sería permitir que la economía fluya e intentar protegerla en tiempo real construyendo hospitales de atención urgente, aumentar el presupuesto sanitario hasta donde haga falta, vacunar, vacunar, vacunar y tener un seguimiento de control de zonas para frenar los núcleos más calientes de contagio aislándolos a tiempo.

¿En qué se manifiesta la hipocresía de nuestros dirigentes y ‘altas estancias’? Pongamos unos ejemplos:

Antes de la pandemia morían solo por culpa del tabaco 52.000 personas al año, de las cuales 3.000 eran fumadores pasivos, es decir, ‘asesinaos por los fumadores’… y todos callados ¿verdad sus señorías a la hora de defender su ‘derecho a la vida’?

37.000 mueren por largas listas de espera y falta de medios y personal especializados en hospitales ¿y su ‘derecho a la vida’?

Por alcohol morían 37.000 personas… terrible, pero no es todo, el problema es que cuestan muchos millones de euros el tratamiento de quienes intentan dejarlo… y nos parece lícito mientras la misma cantidad de personas mueren por falta de medios en otras patologías.

32.000 esperando las ayudas de dependencia… en 2021 más de 55.000 ¿’derecho a la vida’?

Por la contaminación del humo de los coches 21.000 personas…

15.000 por gripe.

3.658 por suicidio.

800 por drogas ilegales… pero ¿Tienen ustedes idea del coste sanitario y en muchos casos de procesos crónicos de tratamiento clínico que provocan las 50.000 personas que son tratadas al año por abuso de drogas ilegales?

Todo este paripé de rasgarse las vestiduras es debido a que los políticos no tienen presupuesto económico para afrontar el déficit.

Ahora deduzcan, quien piense, hasta donde quiero llegar.

Previous post Baleares suma 41 nuevos contagios y un muerto por coronavirus
Next post ¿Se Resquebraja el PSOE?

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Cómo te ayudo? Cuéntanos tu historia
A %d blogueros les gusta esto: