Desarticulan en Palma un grupo criminal dedicado a la compra-venta de vehículos de segunda mano

A inicios de semana, agentes de la Policía Nacional en Palma, han desarticulado un grupo criminal, dedicado a la compra-venta de vehículos de segunda mano, siendo detenidos la dueña del concesionario, y sus dos empleados, todos ellos de mediana edad.

Tras una investigación realizada por parte de los efectivos del Grupo de Delincuencia económica y delitos tecnológicos de la Policía Nacional, el cual ha ido recibiendo una media de tres denuncias diarias durante varias semanas a raíz de una estafa producida por un conocido concesionario de vehículos, de compra-venta de vehículos de segunda mano, sito en Palma, llegando a producirse más de 30 denuncias y cuya cuantía total defraudada asciende a 75,900 euros.

La organización consistía en un claro reparto de las funciones entre la dueña del negocio y dos empleados, uno de ellos su marido

El modus operandi era el siguiente, se ofertaba los vehículos en portales de internet y redes sociales, siendo contactado por los clientes que estaban interesados en adquirir un vehículo, al número de teléfono, acordando las partes en personarse en el concesionario para ver el turismo, en otras ocasiones y dado que el concesionario se encontraba abierto al público, acudían clientes por el reclamo de los vehículos que tenían en exposición.

En el lugar eran atendidos por el empleado o por el marido de la dueña del negocio, quienes mostraban los vehículos en los que estaba interesada la persona que había contactado con ellos.

Una vez que mostraban el turismo, solicitaban en ocasiones si se podía, que les hiciera entrega del dinero en efectivo para así eludir los impuestos a los que está sujeta la empresa
Una vez que los clientes llegaban a un acuerdo de compra-venta del vehículo y recibiendo en ocasiones el dinero total o parcial del valor de venta, ambos trabajadores pactaban con los clientes que ellos se hacían cargo del cambio de titularidad de los vehículos, así como de realizarles la correspondiente Inspección Técnica a los Vehículos aquellos que tuvieran el
vencimiento de la revisión próxima, quedándose así tanto con los turismos como con la documentación de los mismos, comprometiéndose a comunicarse con ellos, dilatando en el tiempo la entrega de los vehículos con
excusas.

En otras ocasiones cuando los clientes retiraban los vehículo en el momento de la compra, los vendedores les manifestaban e incluso les facilitaban un documento acreditativo de certificado de seguro, en el cual presuntamente el vehículo poseía unos meses de seguro en una compañía aseguradora, así como constaba en los contratos de compra-venta que los mismos tenían
garantía de reparaciones varias, seguro por unos meses y la ITV realizada.

Dentro de otras de las actividades que realizaban en el concesionario era la compra de vehículos a particulares para darlos de baja

Los presuntos autores se comprometían a darlos de baja, y una vez dado de baja los ponían a la venta, sin que pudieran hacer el cambio de titularidad los nuevos propietarios, puesto que el automóvil se encontraba dado de baja, o bien la antigua propietaria había fallecido. Así paso en una de las denuncias, que la propietaria falleció en el año 2014, abriendo Diligencias Previas por este motivo un Juzgado de esta ciudad.

Por otra parte cabe destacar que a otra de las víctimas, tras realizar la venta del vehículo le manifestó que no podía hacerle entrega del mismo con el pretexto de que tenía que efectuarle una serie de desperfectos, pactando que le haría entrega del mismo la semana siguiente, si bien le manifestó que comenzase a realizar los trámites del cambio de titularidad del vehículo y el
seguro del mismo, realizando el cambio de la titularidad del automóvil en la Dirección General de Tráfico, si bien cuando éste se disponía a contratar el seguro del turismo fue alertado por parte de la gestoría que realizaba la tramitación que la ficha técnica y el permiso de circulación no se corresponden con el vehículo que figuraba en el contrato de compra-venta, siendo imposible realizar la contratación del seguro. Tras intentar comunicar dicho extremo a un empleado, este hacía caso omiso a las reclamaciones del cliente, no llegando a hacer entrega del turismo e interponiendo denuncia la víctima por ello.

Muchos de los vehículos vendidos al poco tiempo tenían que pasar por el mecánico porque tenían fallos, no queriéndose hacer cargo la empresa

En el resto de denuncias recopiladas por parte de esta instrucción, las víctimas hacen mención no sólo de la manera de proceder de ambos comerciales del establecimiento, sino que todos los
turismos desde que han salido del concesionario han presentado averías y fallos mecánicos que no habían sido comunicados por parte de los vendedores, no queriéndose hacer cargo de las reparaciones de las que posteriormente tenían los vehículos, o bien trasladaban los vehículos por medio de una grúa, tras las continuas e insistentes discusiones que ocurrían entre los vendedores y los clientes, asegurándoles que los vehículos habían sido reparados y revisados, si bien posteriormente de su salida del taller del concesionario los mismos continuaban presentando fallos y problemas mecánicos.

La operación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones o nuevas víctimas.

Previous post Salud pone en marcha una herramienta en línea para agilizar el seguimiento de contactos estrechos
Next post Dispositivos encaminados a prevenir los robos con fuerza en viviendas y establecimientos, Ciudadella

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Cómo te ayudo? Cuéntanos tu historia
A %d blogueros les gusta esto: