DESDE EL EXILIO: Lo que deja el 24F en Cuba

Mucha tinta sobre el tema.

Un tema al cual no debimos dedicar un solo minuto debatiendo sobre lo evidente. No es tan difícil y el pueblo lo sabe, el circo de este 24 de febrero en Cuba organizado por el régimen con todos los recursos del poder, era un fraude que no cambiaría para nada la realidad opresiva de los cubanos.

Pero algunos prefirieron lanzarse. Algunos oportunistas que viven de la astucia indolente con la realidad cubana y por eso pagan el oportunismo de los demagogos que siempre encuentran ingenuos que le sigan, quisieron apuntarse al juego.

Por eso, desde nuestra desventaja matrial, hemos tenido que intentar contrarrestar la avalancha mediática que con muchos recursos el régimen y quienes con identidad disidente pedían al pueblo asistir a votar por una opción u otra que finalmente (y desde el inicio) tenían idéntico objetivo, impusieron tratando de legitimar la farsa de referendo participando de el.

Sin embargo, no dejamos de centrarnos en lo principal. Hacer nuestro trabajo como pueblo, desde el pueblo y para el pueblo allí, intentando explicar y descubrir a los cubanos todas las aristas del fraude y la tomadura de pelo conque nos han intentado imponer, incluida la cortina de humo de la represión a quienes instigaban a participar de la mascarada, la legitimación del continuismo.

Algunos en España, Estados Unidos, Europa y América Latina dieron el espaldarazo a los promotores de la campaña que invitaban a participar del llamado referendo. Ahora dicen que no reconocerán su resultado. En fin, ¿en que quedamos? No se sabia de antemano el resultado y el propósito intrínseco de la maniobra?

Muchos opositores dentro y fuera de la isla denunciaron todo esto. Todos modestamente contribuyeron con su gesto a despertar la conciencia del pueblo y defendieron la verdad con valor sereno.

El Movimiento Cristiano Liberación hizo su parte. Miles de activistas promovieron dentro de Cuba la abstención como posición digna que demostrara al régimen que no comulgaríamos con su manipulación. Nuestros lideres y activistas promovieron entre sus vecinos la demanda UN Cubano, Un Voto que pone el ojo en el derecho de todos y cada uno de los cubanos dentro y fuera de la isla a elegir y ser elegidos, a participar como candidatos para el gobierno del país sin que las Comisiones de Candidatura del régimen coarten e impidan ese derecho. Y nuestro mensaje fue escuchado. El MCL hizo su trabajo.

Cuestión de aritmética, aun de aritmética viciada… Si el régimen dice que el 73% de los votantes inscritos votaron con lápiz su «si» (la picana eléctrica) y el 7,60% de los inscritos fueron a votar por el «no» (la guillotina) y un 27% de los ciudadanos empadronados en las listas de votación simplemente boicoteo, no asistió, se abstuvo de participar en el circo, entonces eso haría mas de 2 MILLONES de ciudadanos que viven allí, en Cuba que ignoraron al régimen y su terror y también ignoraron a los embaucadores oportunistas que se cansaron de instigarles a legitimar el régimen y su farsa llamándoles desde un apartamento en Miami o con bastantes megas, que pagan otros, para gastar desde su teléfono en la isla, a asistir a votar por una opción o la otra (que era lo mismo).

Entonces, es una cuestión de aritmética y también de ser coherentes y salir a su encuentro para que sepan que no están solos. Para que sepan que hay otros cubanos que proponemos la opción de la Liberación.

Es una cuestión de hacer lo que hay que hacer porque esos cubanos que viven allí están no solo desconociendo al régimen, son cubanos que están ahí esperando que les den esperanza y les llamen, sus propios vecinos que como ellos padecen la represión, la falta de derechos y la miseria, a convertirse en protagonistas de su propia historia, protagonistas de su Liberación y el cambio.

Regis Iglesias

Portavoz Movimiento Cristiano Liberacion
Desterrado en España

Compártelo con tus amigos

Deja un comentario