EE. UU. apoya las iniciativas mundiales de respuesta ante COVID-19

Tiempo de lectura:2 Minutos, 31 Segundos

Estados Unidos está trabajando con la comunidad internacional para responder ante COVID-19 y prevenir futuras pandemias.

En una reunión virtual del Consejo de Seguridad de la ONU, celebrada el 17 de febrero, el secretario de Estado Antony J. Blinken afirmó que Estados Unidos está comprometido a trabajar con socios internacionales para ampliar la fabricación de vacunas y su acceso en todo el mundo, incluyendo a las poblaciones marginadas.

“Como lo expresó en forma inequívoca el presidente Biden, Estados Unidos trabajará como un socio para hacer frente a los desafíos globales”, indicó Blinken. “Esta pandemia es uno de esos desafíos. Y nos da la oportunidad, no solo de atravesar la crisis actual, sino además de estar más preparados y tener más resiliencia de cara al futuro”.

Blinken elogió el papel de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en liderar la lucha mundial contra COVID-19, e indicó que Estados Unidos trabajará con socios internacionales para fortalecer y reformar la organización.

Estados Unidos tiene previsto pagar más de 200 millones de dólares por concepto de obligaciones actuales y vencidas a la OMS antes de que finalice el mes, agregó.

En enero, el presidente Biden ordenó al gobierno de Estados Unidos que comenzara a apoyar el Mecanismo COVAX para el acceso mundial a las vacunas contra COVID- 19, una iniciativa internacional para garantizar un acceso mundial justo a las vacunas contra COVID-19 y distribuir de manera equitativa 2.000 millones de dosis de vacunas para fines de 2021.

Estados Unidos tiene previsto aportar un apoyo financiero significativo a COVAX por medio de Gavi, la Alianza para las vacunas, señaló Blinken.

En 2020 Estados Unidos anunció la contribución de 1.160 millones de dólares en apoyo a los esfuerzos internacionales de inmunización de la alianza hasta septiembre de 2023. Agregó que Estados Unidos apoya el fortalecimiento del sistema mundial de salud para evitar futuras pandemias por medio de iniciativas como: Crear un sistema de alertas de enfermedades para ayudar a los países a salvar vidas al responder con prontitud ante las enfermedades por medio de exámenes, rastreo y equipo de protección personal.

Establecer un mecanismo de financiación sostenible en apoyo de la seguridad de salud mundial.

“En lo sucesivo, todos los países deberían participar en un proceso transparente y sólido para prevenir emergencias sanitarias y darles respuesta, de modo que el mundo pueda saber lo máximo posible en el menor tiempo posible”, dijo Blinken.

Estados Unidos ya es el principal contribuyente individual a la respuesta internacional contra COVID-19, explicó Blinken. El Departamento de Estado de Estados Unidos y la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) ya han anunciado más de 1,600 millones de dólares en asistencia económica, sanitaria y humanitaria de emergencia para combatir la enfermedad en todo el mundo.

En las últimas dos décadas Estados Unidos ha aportado más de 140.000 millones de dólares en asistencia sanitaria mundial.

“Cada país tiene que hacer su parte y contribuir a la repuesta a la COVID-19”, aseveró Blinken

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Acerca del autor

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: