El 40% de las medidas de ecodiseño aplicadas a los envases por las empresas baleares reduce o elimina el plástico y otros materiales

El compromiso de las empresas por hacer que los envases que ponen en el mercado sean diseñados -fase donde se determina el 80% de su impacto ambiental- en base a criterios de sostenibilidad, es algo que lleva más de dos décadas instaurado en el conjunto del Estado. En línea con esto, su apuesta por el ecodiseño, que busca hacer los envases más sostenibles y con una huella ambiental lo más reducida posible cobra aún más protagonismo como herramienta con la que avanzar hacia un modelo de economía circular.

Prueba de ello es que, según el VII Plan Empresarial de Prevención (2018-2020) de Ecoembes -la organización ambiental sin ánimo de lucro que coordina la gestión del reciclaje y el ecodiseño de los envases domésticos en España-, en los últimos tres años 15 empresas baleares -el 80% de ellas pymes- han aplicado hasta 74 medidas de ecodiseño para minimizar el impacto ambiental de sus envases. De entre todas ellas, 29 (40%) se han destinado a reducir o eliminar el uso de plástico y otros materiales empleados en su fabricación.

Otras de las medidas que cada vez son más adoptadas por las empresas baleares son las relacionadas con fomentar la circularidad de los envases (un 28%), bien haciéndolos más fácilmente reciclables, bien reintroduciendo material previamente reciclado en los mismos.

La legislación marca importantes retos en materia de sostenibilidad de envases que requieren de una apuesta decidida por la innovación. En este sentido, el ecodiseño es una de las herramientas que las empresas tienen a su disposición para conseguir dar respuesta a estos desafíos y contribuir así a avanzar hacia un modelo de economía circular”, ha afirmado Begoña de Benito, directora de Relaciones Externas de Ecoembes, quien también ha añadido que “desde Ecoembes queremos acompañarlas en este camino y, por eso, ponemos a su disposición herramientas y metodologías para que puedan aplicar el ecodiseño en sus compañías”.

Otras medidas de ecodiseño aplicadas por las empresas baleares han ido enfocadas al rediseño de los envases (19%) y a la reducción de su impacto ambiental (13%).

Por sectores, de las 74 medidas del VII Plan, el 98,5% han sido desarrolladas en el de la alimentación, y el 1,5% restante en el del cuidado personal y del hogar.

A nivel estatal, gracias a todas estas medidas, durante estos tres años se ha conseguido reducir 104.556 toneladas de materias primas utilizadas en la fabricación de envases, ahorrando 11.229.202 MWh de energía y de 124.422.812 m3 de agua.

Previous post La Plataforma “NO a la España insegura” se reúne con el Grupo Parlamentario Socialista y le muestra su rechazo a la modificación de la Ley de Seguridad Ciudadana
Next post La ignominia del quid pro quo contra el honor y la dignidad sindical

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Cómo te ayudo? Cuéntanos tu historia
A %d blogueros les gusta esto: