El Ajuntament de Palma reconoce que la orden de demolición del mural del Hotel Artmadams aún no se puede ejecutar

El Consell de Gerència d’Urbanisme celebrado el 16 de noviembre se ha visto obligado a desestimar expresamente el recurso de reposición interpuesto por la propiedad del Hotel Armadams contra la orden de demolición dictada por el mismo Consell de Gerència d’Urbanisme de 20 de julio de 2021, y a conceder un nuevo plazo para presentar el proyecto de restitución.

El acuerdo adoptado evidencia que no resultaba posible obligar a demoler ni imponer multas coercitivas sin haber resuelto expresamente la petición de suspensión cautelar solicitada.

De este modo queda en evidencia que el Ajuntament de Palma tramita irregularmente el expediente relativo al mural del artista José Luis Mesas, sin respetar los derechos de la propiedad del inmueble ni tampoco la libertad de creación artística del autor del emblemático mural que decora la fachada del Hotel Artmadams.

La eliminación del mural fue ordenada sin siquiera responder a la petición de suspensión del acto interesado por el perjudicado, lo que demuestra la arbitrariedad de la Gerència d’Urbanisme y su torcido proceder, al pretender obligar a una restitución de manera contraria a Derecho.

El Ajuntament se ha visto obligado a responder expresamente el recurso interpuesto sin poder entre tanto imponer las multas coercitivas que anunció en prensa, lo que denota que pretende actuar a una velocidad muy distinta que la que impone a los ciudadanos.

La propiedad acudirá ahora a la Justicia, solicitando se mantenga la suspensión de la orden de demolición por vía de la adopción de una medida cautelar que evite la producción de un daño irreversible, como es la destrucción de una obra de arte, pues las medidas cautelares se prevén normativamente para supuestos como estos, en los que permitir que se ejecute una resolución administrativa puede suponer un daño imposible de reponer en caso de que finalmente los tribunales den la razón al ciudadano.

El equipo de gobierno de Cort actúa arbitrariamente para destruir la creación artística de José Luis Mesas en el Hotel Artmadams, con desprecio por esta brillante expresión de arte urbano, cuando en multitud de otros lugares el arte urbano no sólo es respetado sino potenciado y reconocido por las autoridades municipales.

Murales como el de Mesas son expresiones artísticas modernas que embellecen las ciudades y funcionan como un gran reclamo turístico para Palma, por lo que resulta incomprensible la insensibilidad de los responsables políticos de Cort, que ignoran esta faceta para imponer irracionalmente normas urbanísticas que nada aportan en un caso así.

Previous post Joana Gomila, un ejemplo de incompetencia
Next post Investidura del segundo alcalde socialista del municipio de Sant Llorenç des Cardassar

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Cómo te ayudo? Cuéntanos tu historia
A %d blogueros les gusta esto: