EL ARTISTA IBICENCO JULIÁN MOLINA CREA UNA ESCULTURA EN HOMENAJE A LAS MUJERES PAYESAS

La obra se titula ‘Sa gonella’ y está compuesta por un mosaico de 40 piezas de madera que representa la forma de la indumentaria tradicional de las mujeres de Ibiza y Formentera.

El artista ibicenco Julián Molina ha creado una escultura de madera para rendir homenaje a las payesas de las Pitiusas y resaltar el papel fundamental que han desarrollado estas mujeres a lo largo de la historia.

La obra, que se titula ‘Sa Gonella’, está inspirada en la indumentaria tradicional de las payesas a través de un mosaico compuesto por 40 piezas de madera sobre las que el autor ha ido trabajando para reproducir esas formas típicas del vestuario de las mujeres payesas.

Julián Molina ha señalado que esta obra “parte de mis recuerdos de la infancia cuando mi abuelo me llevaba a pasear a la zona del puerto y mucha parte de la población utilizaba esa indumentaria que, en aquel momento, empezaba a convivir con los primeros hippies que llegaban a la isla y creaban una estampa muy curiosa con ese contraste entre modernidad y tradición”.

Desde entonces, continúa Molina, “me quedé cautivado por esas siluetas de las payesas y su forma de desplazarse que parecía que iban flotando porque sus pies se quedaban ocultos bajo las gonellas”.

De esta forma, “he querido hacer un homenaje particular a todo lo que representan las payesas, hacer un reconocimiento a estas mujeres que son un ejemplo de esfuerzo, valentía y fortaleza y que esas formas tradicionales de su indumentaria perduren en la memoria porque son una parte esencial de nuestra identidad”.

Un mosaico de 40 piezas con una madera muy singular

Para esta escultura, Julián Molina ha optado por una madera muy singular tanto por su tonalidad como por lo que representa.

La parte principal de ‘Sa gonella’ “está hecha con 40 piezas de madera de iroko que he ido moldeando para formar un mosaico que reproduce esas líneas del traje típico de las payesas que se va ensanchando a medida que llega a los pies”, apunta el autor.

Además, continúa Julián Molina, “este material es muy significativo para lo que quiero expresar con la obra porque se trata de una madera densa, dura, muy resistente y va ganando tono con el paso del tiempo”.

Por otra parte, la base es “de madera de fresno, que es más clara, para dar contraste y simular el material que se utilizaba antiguamente para construir en Ibiza que es la piedra de marés”.

La escultura está ligeramente separada de la base (con varillas de hierro) para reproducir esa forma que tienen las mujeres payesas al andar en las que parece que levitan porque el vestuario llega hasta los pies y es como si estuvieran flotando cuando caminan.

Arte sostenible inspirado en Ibiza

Las esculturas de madera de Julián Molina están realizadas con piezas que proceden de excedentes de la madera dedicada a la industria que, de lo contrario, se destruiría. También utiliza restos de poda, los acabados son naturales y las varillas para unir la base con la pieza son recicladas.

En cuanto a las obras, muchos de los trabajos realizados por el artista ibicenco están inspirados en los paisajes o elementos característicos de la isla como la escultura ‘Corb Marí’ o las obras de la serie madera y piedra denominadas ‘Reposo’ y ‘Mimesis’.

Además, Julián Molina ya está pensando en su próxima escultura que está muy relacionada con una planta que forma parte del paisaje rural ibicenco.

Previous post Skalop, protagonista de El Jefe Infiltrado en la Sexta
Next post La Guardia Civil ha detenido a un hombre por un delito contra la salud pública en Ibiza

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Cómo te ayudo? Cuéntanos tu historia
A %d blogueros les gusta esto: