El piragüista del Real Club Náutico de Palma obtiene la plaza de la categoría KL1 200 en el selectivo de Hungría

El piragüista del Real Club Náutico de Palma obtiene la plaza de la categoría KL1 200 en el selectivo de Hungría

El piragüista del Real Club Náutico de Palma (RCNP) Adrián Castaño se ha clasificado hoy para los Juegos Paralímpicos de Tokio tras quedar cuarto en la semifinal de la categoría KL1 200 en el selectivo disputado en la localidad húngara de Szeged. A pesar de no acceder a la final, el palista mallorquín ha logrado su objetivo principal, que era obtener el pasaporte para la cita olímpica programada para el mes de septiembre.

El piragüismo es paralímpico desde los Juegos de Río 2016 y la de Adrián Castaño será la primera participación de un deportista balear en la disciplina de paracanoe (kayak adaptado). Su clasificación representa el mayor logro en la historia de las secciones de deporte inclusivo del Real Club Náutico de Palma (paracanoe y vela adaptada), y el mejor premio posible tanto al esfuerzo del deportista como a la labor callada pero esencial de su entrenador, Ismael Uali, que hoy no ha podido acompañar a su pupilo en su día más importante por razones personales.

Adrián Castaño padece una artrogriposis múltiple congénita que afecta a las articulaciones de sus extremidades. Desde que nació ha sido sometido a 20 operaciones. La práctica del deporte se ha revelado como la mejor terapia para su enfermedad. “Gracias al piragüismo he podido mejorar en mi discapacidad; tengo más movilidad, más fuerza y también me ha ayudado a desconectar de los estudios”, confiesa el deportista del RCNP, ganador hasta la fecha de numerosas medallas en pruebas nacionales e internacionales.

Sus inicios en el piragüismo son fruto de la casualidad. Cuenta que al terminar el segundo curso de la ESO, su instituto organizó un viaje a Asturias y que una de las actividades que les ofrecieron fue remar en kayak. “Ví que podía hacerlo y me gustó. En Palma me apunté a unos cursos y al cabo de tres años mi monitor, Víctor Blanes, me propuso competir. Me incorporé al equipo de paracanoe del Real Club Náutico de Palma y desde entonces no he dejado de remar”, afirma Adrián, que se pregunta y se responde a sí mismo: “¿Quién me iba a decir a mí, cuando empecé en esto, que algún día llegaría a unos Juegos Olímpicos? Nadie”.

La plaza paralímpica de Adrián llega sólo un día después de que el regatista del RCNP Joan Cardona obtuviera el subcampeonato del mundo de la clase Finn y clasificara a España para los JJOO de Tokio.

El presidente del Real Club Náutico de Palma, Emerico Fuster, asegura que se trata de dos hitos históricos. “Para que haya resultados tan importantes es necesario que exista una gran base. Nuestro club lleva décadas trabajando duro por y para el deporte, sin pausa, y ahora obtenemos el premio a todo esa labor. La clasificación de Adrián Castaño es muy especial. Llevo años siguiendo sus evoluciones. Es una historia entrañable de superación de la que todos los que formamos el club nos sentimos partícipes. Lo que este chico ha conseguido palada a palada es increíble. Estamos muy orgullosos”, ha declarado Emerico Fuster.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: