El TJUE impone una multa diaria de 500.000 euros a Polonia hasta que cierre una mina de carbón

La sanción se prolongará hasta que el país acate una orden anterior que le obliga a parar de forma cautelar la extracción de lignito en una zona a pocos kilómetros de la frontera con República Checa y Alemania.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha impuesto a Polonia una multa diaria de 500.000 euros hasta que ejecute una orden anterior que le obliga a parar de forma cautelar la extracción de lignito en una mina que se encuentra a pocos kilómetros de la frontera con República Checa y Alemania.

El auto, firmado por la vicepresidenta del tribunal Rosario Silva de Lapuerta, señala que esta medida «parece ser necesaria para fortalecer la efectividad de las medidas cautelares» y para evitar que Varsovia «siga retrasado el cambio en su conducta» para cumplir con ellas.

El asunto se refiere a la mina de lignito de Turów, situada en territorio polaco pero muy cercada a las fronteras con Alemania y República Checa. Las autoridades de Polonia concedieron a la empresa que opera la mina un permiso para prolongar su actividad hasta 2026, una decisión que fue denunciada por Praga ante la Comisión Europea.

Bruselas dio la razón a las autoridades checas al considerar que la extensión de la licencia se había concedido sin llevar a cabo un análisis sobre el impacto medioambiental de la mina. Praga llevó entonces el caso ante el tribunal de Luxemburgo, que el pasado mayo ordenó el cese inmediato de las actividades de extracción como medida cautelar a la espera del fallo definitivo.

En vista de que Varsovia seguía sin cumplir las medidas cautelares, República Checa solicitó al Tribunal de Justicia que se condenase a Polonia a pagar una multa de 5 millones de euros al día hasta que decretase el cierre de la mina.

En el auto, la vicepresidenta del TJUE señala que queda «inequívocamente claro» en los documentos del caso que Varsovia «no ha cumplido con la orden de medidas cautelares» y por tanto «parece necesario» para fortalecer la efectividad de las mismas que se imponga una sanción diaria para «disuadir al Estado miembro de retrasar que su conducta se ponga en línea con dicha orden».

Con respecto a la cuantía de la multa, el auto recuerda que ésta debe ser «adecuada a las circunstancias y proporcionada a la infracción y a la capacidad del Estado miembro de pagar».

Teniendo en cuenta estos requisitos y el hecho de que las medidas cautelares buscan evitar un «daño grave e irreparable sobre el medio ambiente y la salud humana», la vicepresidenta del TJUE ha decretado una sanción de 500.000 euros diarios a pagar desde que se notifique el auto hasta que se adopten medidas para cumplirla.

Previous post La regata costera pone nombre a los ganadores del Trofeo Princesa Sofía de cruceros de este año
Next post El Govern rectifica el proyecto de restauración del empedrado del Moll de sa Duana a petición del Gremi de Margers, ARCA i Salvem Portocolom

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Cómo te ayudo? Cuéntanos tu historia
A %d blogueros les gusta esto: