El valor relativo de las cosas…

Imagina que posees una colección privada de obras pictóricas de los mejores artistas de la historia…

Y decides llevarlos en un camión a exponerlas a un hermoso y lujoso hotel de los pirineos, y de camino, resulta que hay una terrible tormenta fría que dura varios días y terminados los recursos energéticos del camión…

Sólo te queda ir quemando uno a uno los cuadros que llevas para obtener calor…

De golpe descubres que el valor de las cosas es muy relativo…

Que la virtual etiqueta del «precio» de las cosas, al interiorizarlas como si de una verdad se tratara, puede condicionar y deformar el concepto de la realidad.

Al pasarte algo así a ti directamente, reaccionarías, salvando la vida, a menos que fueses un fanático del arte… y te creas el «programa de valor inoculado».

Pues lo mismo está pasando en al mundo, la mayor parte se está «helando» de miseria, injusticia, guerra, hambre, enfermedad, graves problemas climáticos, macrofraude económico, tráfico de seres humanos, drogas y armas…

Pero para ti, que no te afecta directamente, no existe, no reaccionas y das valor a «cosas» que nunca deberían tener más importancia que las personas y la denostada naturaleza.

Claro que siempre podrás difuminar la responsabilidad pensando, «si es lo que hacen la mayoría de mi entorno, consumir cada vez más, una mejor casa, un mejor coche, un mejor sueldo, un mejor»… «acumular, presumir»… «será que es lo correcto».

¿Verdad?

Previous post La Guardia Civil intercepta la embarcación en la que viajaba la persona que rajó dos neumáticas en el Puerto de Sóller
Next post Censura…

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Cómo te ayudo? Cuéntanos tu historia
A %d blogueros les gusta esto: