Entrevista en exclusiva con Pablo Jiménez, diputado de Izquierda Unida, sobre las No prospecciones de hidrocarburos en el mar Mediterráneo

Entrevista en exclusiva con Pablo Jiménez, diputado de Izquierda Unida, sobre las No prospecciones de hidrocarburos en el mar Mediterráneo

Para las personas que no sepan que son las prospecciones de hidrocarburos en el mar Mediterráneo ¿Podría explicarnos que es exactamente?

Debido al agotamiento de las reservas petrolíferas y gasísticas de fácil explotación, las empresas ligadas al petróleo y gas buscan estos recursos en los fondos marinos y en nuestro país entre las costas valencianocatalanas y las de Baleares, además de en la costa cantábrica. La exploración y explotación de hidrocarburos en el mar entraña graves riesgos para la biodiversidad marina y la del litoral, por la complejidad de su tecnología y la presión marina que deben soportar todas las infraestructuras asociadas a las plataformas petrolíferas, comprometiendo además el futuro de actividades económicas como la pesca o el turismo.

El partido Izquierda Unida es un partido político que defiende la preservación de los ecosistemas ¿Desde cuándo en concreto han estado implicados en No a las prospecciones de hidrocarburos en el mar Mediterráneo?

Desde el momento en que se plantean al gobierno de Rajoy y se autorizan las primeras solicitudes de sondeos y prospecciones petrolíferas y gasísticas hace unos 8 años

Las ONGS y Asociaciones que son Ecológicas les han apoyado y si es así podría decirnos quienes son, y de qué manera fue el respaldo que le dieron.

La oposición a estas actividades fue algo generalizado entre los colectivos sociales y ecologistas, así como entre algunos partidos políticos y sindicatos. No puede centrarse en ninguna organización la reclamación de algo que fue convirtiéndose en un clamor popular. No obstante, es de justicia citar a Alianza Mar Blava, una plataforma de más de 120 entidades públicas y privadas, que impulsó esta iniciativa, pero también la plataforma Balears Diu No y los grupos ecologistas GOB, Oceana o Ecologistas en Acción.

¿Esta Proposición de Ley de la No prospecciones de hidrocarburos en el mar Mediterráneo salió adelante?

La Proposición de Ley lleva por nombre “Proposición de Ley sobre la protección del mar Mediterráneo bajo jurisdicción española de los daños que pudieran producir la exploración, investigación y explotación de hidrocarburos y otras sustancias minerales”. Salió adelante su tramitación con el voto de todos los grupos parlamentarios del Congreso con la excepción de Vox que se abstuvo.

¿Con que apoyos políticos contaron para que al final saliera esta Proposición de Ley?

Desde el punto de vista institucional, además del Parlament, se contó con el apoyo del Govern balear, los Consells Insulars, la Generalitat de Catalunya, así como diversos municipios de Baleares y Catalunya. Todos los partidos presentes en el Parlament balear también apoyaron la proposición, salvo Vox.

¿Con esta protección del Mar Mediterráneo exactamente en que beneficia a las personas y en concreto a los ecosistemas y la naturaleza?

La protección del Mediterráneo occidental servirá para evitar que muchas especies marinas desaparezcan de nuestros ecosistemas. El corredor de cetáceos entre la península y las Balears seguirá siendo un canal de vida y de comunicación para estos animales y repercutirá en la riqueza biológica de la zona. Esto indudablemente tiene una repercusión en la propia actividad económica, especialmente para la pesca, pero también para las actividades de turismo de observación de cetáceos.

Se evitarán potenciales vertidos accidentales de hidrocarburos que supondrían un desastre para la fauna y la flora marina, como la posidonia, pero también para aves y otras especies cuyo hábitat sea el litoral. También afectarían a playas y otras zonas de baño de la costa, con repercusiones graves sobre el turismo.

También es importante citar los potenciales daños a los espacios naturales protegidos por contaminación de vertidos de hidrocarburos que pondrían en serio peligro los valores naturales de estos espacios y supondrían una merma para las actividades de ocio que en ellos se desarrollan.

¿Seguirán en la lucha para la protección de los ecosistemas sean donde sea?

Izquierda Unida, y por tanto Esquerra Unidas de les Illes Balears, se define como organización política socialista, republicana, laica, feminista y ecologista, por lo que una de sus señas de identidad es trabajar por combatir la pérdida de biodiversidad en la que se inscribe la protección de los diferente ecosistemas terrestres y marinos del archipiélago, mediante políticas de control urbanístico y territorial, de vertidos, de contaminación, de residuos, de defensa de la calidad paisajística, de implementación de los espacios naturales protegidos así como labores de divulgación, información y educación ambiental para sensibilización de la población.

Puede enviar a nuestros lectores un mensaje, sobre la necesidad de proteger el medioambiente.

Los seres humanos formamos parte la biosfera, una especie más que comparte un espacio físico en el planeta tierra con otras especies, en el que todas cumplen una función en el equilibrio de los ecosistemas tanto en el interior de cada uno de ellos como en las relaciones biológicas entre ellos. Romper ese equilibrio supone disfunciones que tiene repercusiones ambientales diversas entre las que se cuentan modificaciones en las pautas biológicas, pero también en las climáticas. Estas modificaciones suponen además un aumento de las enfermedades zoonóticas, como el caso de la Covid19, debido a la ruptura de las barreras conformadas por los propios ecosistemas que impiden cambios bruscos en los equilibrios citados. Estamos viviendo un momento muy delicado en el que la propia especie humana puede tener graves problemas de adaptación ambiental a un entorno cambiante que además pueden provocar otros como los sociales y económicos. Es muy importante por tanto que la ciudadanía adquiera la mayor conciencia ambiental posible y que presione a sus gobiernos para que se cumplan los objetivos marcados en los acuerdos de Paris de 2015 sobre el Cambio Climático, que para nosotros era un acuerdo de mínimos y no se está cumpliendo, y los futuros acuerdos de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica de esta primavera a celebrar en China.

Es necesario cambiar la manera de relacionarnos con nuestro entorno y esto pasa por un cambio de modelo económico, social, cultural y político. Se ha de pensar en las personas, en la vida que compartimos con otras especies, en el reparto equitativo de la riqueza, en olvidar la falacia del crecimiento continuo que no tiene en cuenta la finitud de los recursos, en poner freno al consumismo sin sentido que nos atenaza, en establecer lazos de solidaridad entre los pueblos, evitando la competitividad que enturbia sus relaciones de cooperación. Es necesaria en definitiva una transición ecosocial que marque un nuevo camino de convivencia pacífica entre los pueblos, contraria a la disyuntiva entre capital y vida, a la idea central de maximización de beneficios en un contexto de continuo crecimiento de la producción y del consumo, una transición ecosocial que ponga la vida en el centro, entendiendo la economía como una herramienta puesta a disposición del bien común, del bienestar de todas las personas y de todos los territorios, de la cohesión social, así como de la sostenibilidad ambiental.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: