Es evidente que vivimos en una sociedad multicultural, cosmopolita y teóricamente tolerante…

Pero es pura apariencia, yo diría incluso hipocresía. De hecho la psicología social sostiene que sin la mentira sería imposible que pudiéramos convivir en paz.

El extremo ideológico, es una forma de hemiplejía mental, de cuyo ejemplo tenemos a gran parte de nuestros políticos, que son la cúspide maquiavélica de lo que adolece nuestra inmoral estructura social.

Los más psicópatas y sociópatas imperan en lo más alto mientras en el resto de la fauna humana, especialmente los más tercos, cabezones y obsesionados, invierten energías y se dejan las cuerdas vocales con la ilusión de que eso va a cambiar algo.

Nada va a cambiar que ellos no quieran que cambie. Ellos, los verdaderos amos, los lobbies de poder económico hace tiempo que dominan la ingeniería social… y poco a poco, están modelando la conducta humana para hacer soportable para este planeta el peor virus que existe: La propia humanidad.

Hoy morirán miles niños de hambre, desaparecerán cientos de especies de animales y plantas, se talarán grandes extensiones del Amazonas, se contaminará mares y atmósfera, todo en nombre de la voracidad de un modelo de progreso que disfraza el crimen ecológico bajo el nombre de la libertad.

Previous post El Museo Militar de Menorca cierra por reformas
Next post Espectáculo mayúsculo en el estreno aplazado del 70 Ciutat de Palma de vela

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Cómo te ayudo? Cuéntanos tu historia
A %d blogueros les gusta esto: