Es Migjorn modificará las NNSS para albergar el futuro geriátrico

El nuevo equipo de gobierno del Ayuntamiento de Es Migjorn Gran tiene previsto iniciar la modificación de las Normas Subsidiarias vigentes que afectan a unos terrenos colindantes con las casas de Binicudrell de Darrera, con el objetivo de construir en la zona un geriátrico de 8 habitaciones dobles y 16 plazas.

En su primera semana de gobierno, la alcaldesa Antonia Camps solicitó un informe a los servicios jurídicos municipales para analizar la viabilidad de dicha modificación puntual de las NNSS. Este informe resultó favorable y, por lo tanto, se ha decidido proceder en consecuencia para que se pueda construir a medio plazo un geriátrico en dicha parcela.

El proyecto de construcción de un geriátrico en la zona no afectará en absoluto al edificio de dos plantas y 250 metros cuadrados conocido como el “Casat de Binicudrell”, catalogado como un bien arquitectónico protegido y en el que está previsto ubicar un museo dedicado al mundo de los caballos de raza menorquina, una iniciativa que ya tiene aprobada una asignación presupuestaria de 1.200.000 euros procedentes de la recaudación del Impuesto de Turismo Sostenible, también llamado Ecotasa.

Organigrama municipal

Tras la toma de posesión de la nueva corporación municipal en un pleno celebrado el 14 de este mes, la alcaldesa Antonia Camps, quien gestionará además las áreas de Educación y Turismo, ha aprobado esta semana el nuevo organigrama del equipo de gobierno del Ayuntamiento.

Los cuatro concejales del equipo de gobierno serán tenientes de alcalde, de manera que Ramón Verdú será el primer teniente de alcalde de Urbanismo y Medio Ambiente, Adriana Moll asume las áreas de Cultura y Fiestas, Tamara Rotger es la teniente de alcalde de Juventud y Deportes y, finalmente, Esther Triay es la nueva teniente de alcalde de Hacienda.

Los cuatro tenientes de alcalde cobrarán 315 euros fijos mensuales y el sueldo de la alcaldesa se actualizará, ya que no se ha modificado en los últimos nueve años y está completamente desfasado. Mediante dicha regularización, el sueldo bruto de la máxima autoridad municipal será de 2.816,58 euros mensuales, una cantidad que sufragará íntegramente el Govern balear, porque corresponde al ejecutivo autonómico establecer y afrontar las retribuciones de los alcaldes de los ayuntamientos de menos de 6.000 habitantes y con un presupuesto inferior a los 3,5 millones de euros.

Es importante señalar aquí que la alcaldesa asumirá los costes de gasolina y teléfono móvil que deriven de su actividad política y, por lo tanto, no repercutirá dichos gastos a las arcas municipales.

Compártelo con tus amigos

Deja un comentario

× TotBalears
A %d blogueros les gusta esto: