ESPAÑA LOGRA UN BOTÍN DE 6 MEDALLAS EN LA MANCHESTER PARACYCLING INTERNATIONAL, PRIMERA PRUEBA PUNTUABLE PARA TOKIO 2020

La selección española de ciclismo paralímpico ha comenzado de la mejor manera el año y la temporada. Los hombres de Félix García Casas han cuajado una gran actuación en la Manchester Paracycling International, primera competición puntuable para la clasificación a los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, tras lograr un total de seis medallas durante las tres jornadas que ha durado la misma. Un oro de Ricardo Ten, dos medallas de plata de Edu Santas y Alfonso Cabello y tres bronces del propio Santas, Maurice Eckhard y del conjunto español en la prueba de velocidad por equipos es el positivo balance que nuestros ciclistas se traen de tierras británicas.

El encargado de abrir la lata fue Eduardo Santas. El ciclista navarro (C3) subió al tercer cajón del podio en la prueba del Kilómetro contrarreloj (clases C1, C2 y C3) marcando un tiempo de 1:11:366. La factorización de tiempos, es decir el baremo que ajusta los tiempos de los participantes en función de su discapacidad, le hizo acreedor a esa medalla de bronce.

Pero la tarde de esta jornada inaugural no se iba a quedar ahí para los intereses españoles. En la misma prueba, pero de las clases C4 y C5, participó una de las grandes figuras de nuestro deporte paralímpico, Alfonso Cabello. El cordobés acudía a la cita de Manchester como uno de los grandes favoritos, como así lo acredita su actual título mundial de la disciplina. Sin embargo, Cabello se quedó a tan sólo 168 milésimas del triunfo, que cayó del lado del británico Jody Cundy, colgándose finalmente la plata.

Con una apertura de campeonato tan provechosa, el equipo español afrontó la segunda jornada con grandes expectativas de seguir engordando el medallero en las pruebas de persecución individual. Y así sucedió. El actual campeón del mundo de la clase C1, el valenciano Ricardo Ten, demostró su superioridad, venciendo en la final al alemán Winkler. El maillot arcoíris que ostenta el español ratifica esa condición de mejor ciclista del mundo en esta disciplina y clase.

Por orden cronológico de las pruebas, Maurice Eckhard fue el siguiente ciclista del equipo español en subir al cajón. El catalán se metió en la Final B tras registrar el cuarto mejor tiempo en la sesión de la mañana para, por la tarde, bajar ese crono en más de dos segundos y conquistar la medalla de bronce. El broche final del día lo puso Eduardo Santas, quien volvió a colgarse una medalla, en esta ocasión de plata, tras pelear en la final con el gran favorito, el británico Graham, que cumplió los pronósticos y se colgó el oro.

Con cinco medallas se presentó la expedición española a la jornada de clausura, momento para las pruebas por equipos. El conformado por Alfonso Cabello, Amador Granados y Eduardo Santas derrotó a Bélgica en la Final B, logrando el bronce y cerrando así una participación muy positiva para los pupilos de Félix García Casas. Ésta es la mejor manera de afrontar el próximo Mundial de pista, que tendrá lugar del 14 al 17 de marzo en Apeldoorn (Países Bajos).

Compártelo con tus amigos