Esta es la derrota de ETA según Sánchez: el acercamiento de 154 etarras con 167 víctimas

Esta es la derrota de ETA según Sánchez: el acercamiento de 154 etarras con 167 víctimas

La transferencia de prisiones al País Vasco llega a su recta final, y el Gobierno, en su afán por no bajar el ritmo de acercamientos de presos etarras y por seguir contentado a sus socios de gobierno, no ha querido faltar a su cita de los viernes. El Ministerio del Interior ha comunicado, como ya es habitual, el traslado de otros 5 presos, 3 de ellos a cárceles propias del País Vasco, y dos a prisiones cercanas a esta comunidad autónoma. De hecho, uno de ellos, Asier Carrera Arenzana, va a ser trasladado a Álava, provincia en la que residen los familiares de sus víctimas mortales. El Gobierno de Sánchez ya ha realizado 70 traslados de etarras con delitos de sangre, que acumulan a sus espaldas la friolera de 167 víctimas mortales en 127 atentados.

Sánchez se afanó en vender que ETA había sido derrotada, las víctimas del terrorismo cada semana tienen que observar el Gobierno cede a una reivindicación histórica de ETA como es la derogación de la política de dispersión. Esto, junto al protagonismo político de los herederos del brazo institucional de ETA.

Los viernes se han convertido en un día negro para las víctimas del terrorismo, desde la Asociación Victimas del Terrorismo tienen que comunicar a las víctimas que el asesino de uno de sus seres queridos va a ser trasladado cerca de su lugar de origen, con el dolor, humillación y desprecio que esto significa para las víctimas del terrorismo. El total de traslados de este Gobierno ya asciende a 181, correspondientes a 154 etarras, 42 de los cuales cumplen condena en el País Vasco o Navarra.

Esta derogación de la política penitenciaria que está llevando a cabo el Gobierno durante los últimos meses ya no entiende de líneas rojas. Se han traspasado todos los límites. Acercamiento de presos con delitos de sangre a cárceles propias del País Vasco, etarras que no colaboran con la Justicia para esclarecer los atentados sin resolver, la existencia de unas cartas tipo de arrepentimiento… Por eso, desde la AVT no bajaran nunca los brazos, porque las víctimas del terrorismo necesitamos alzar la voz ante este tipo de decisiones tan lesivas para su colectivo.

Exigen una explicación. Todo apunta a que el traspaso de las competencias de prisiones al País Vasco llegará en breve. Desde la AVT temen lo peor, ya que a partir de ahora será el Gobierno de la Comunidad Autónoma Vasca, el que pueda confirmar las salidas o los terceros grados, encubiertos que propongan las juntas de tratamiento de las cárceles que ya estarán bajo su gestión. Si bien es verdad que la política penitenciaria seguirá residiendo en el Gobierno de España, será el Ejecutivo Vasco el que a través de sus órganos penitenciarios administre la gestión y el seguimiento del cumplimiento de las penas, la clasificación de los internos, los destinos o los permisos. Y como vienen denunciando desde hace mucho tiempo, se temen lo peor porque el fin de estos terroristas es la calle.

Los presos etarras que esta semana verán mejorada su situación penitenciaria sin colaborar con la Justicia son:

Asier Carrera Arenzana. Del Centro Penitenciario de Dueñas (Palencia) al Centro Penitenciario de Álava. En 2002 fue condenado a 100 años de prisión como responsable del atentado que acabó con la vida de Fernando Buesa Blanco y Jorge Díez Elorza.

Gorka Martínez Ahedo. Del Centro Penitenciario de A Lama (Pontevedra) al Centro Penitenciario de El Dueso (Cantabria). En 2003 fue condenado a 17 años en concepto de cómplice del asesinato de José Santana Ramos. En 2004 la Audiencia Nacional le condenó a 32 años por su participación en el atentado que costó la vida de José Benigno Villalobos Blanco. También fue condenado a 46 años de cárcel por intentar asesinar en cinco ocasiones al expresidente del Parlamento vasco Juan María Atutxa y en otra al sargento del Ejército José Carollo Raña.

Miguel Guillermo San Argimiro Isasa. Del Centro Penitenciario de Soria al Centro Penitenciario de Martutene (San Sebastián). En 2006 fue condenado a 253 años de prisión por la explosión, el 1 de mayo de 2002, de un coche bomba en la puerta del rascacielos conocido como Torre Europa, justo enfrente del estadio Santiago Bernabéu, de Madrid, pocas horas antes de la celebración del partido de vuelta de las semifinales de la Liga de campeones entre el Real Madrid y el Barcelona. La explosión del artefacto causó lesiones a 22 personas e importantes daños materiales.

Aitor Esnaola Dorronsoro. Del Centro Penitenciario de Soria a la prisión de Martutene (San Sebastián). En 2013 fue condenado a 17 años de prisión por formar parte del ‘comando Erreka’ de ETA y por ocultar en dos caseríos y tres zulos de Navarra y Guipúzcoa 1.600 kilos de explosivos, la mayor cantidad encontrada a la banda en España.

Josu Ordóñez Fernández. De la prisión gaditana Puerto I al Centro Penitenciario de Topas (Salamanca). En 2007 fue condenado a 17 años y medio de prisión por participar en el secuestro el 11 de noviembre de 1996 del industrial vasco Cosme Delclaux, quien permaneció retenido durante 232 días en el mismo zulo en el que estuvo encerrado el empresario José María Aldaya, ubicado en una nave industrial en Irún (Guipúzcoa).

TRASLADOS ETA:

Total traslados: 181 (correspondientes a 154 etarras)

Al País Vasco o Navarra: 42 (11 por tercer grado y 6 por enfermedad, 25 porque sí)

Con delitos de sangre: 70

Total terceros grados: 18

Con delitos de sangre: 5

Libertades condicionales: 6

Estos acercamientos de presos etarras, terroristas que un día decidieron ir en contra del Estado de Derecho y de la Democracia, suponen un duro mazazo para las víctimas del terrorismo.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: