Estados Unidos protege los humedales grandes y pequeños

Tiempo de lectura:2 Minutos, 35 Segundos

Los humedales de todo el mundo, tanto interiores como costeros, son esenciales para la salud del planeta Tierra y sus habitantes. Son unos de los entornos naturales más útiles para el planeta, ya que proporcionan agua potable, ayudan a regular el clima y albergan diversos ecosistemas. Los humedales también sirven de amortiguador natural para evitar las inundaciones, actuando como esponjas para absorber el exceso de agua.

Los humedales costeros y continentales de todo el mundo abarcan unos 12,1 millones de kilómetros cuadrados, una superficie aproximadamente igual a la de Canadá, según la Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional.

Los humedales también albergan el 40 % de las especies animales del mundo; cada año se descubren más de 200 nuevas especies de peces en estas zonas.

Los humedales costeros y continentales cubren aproximadamente el 5,5 % de Estados Unidos. La Agencia de Protección Ambiental (EPA) calcula que el 95 % de estos humedales son de agua dulce y el 5 % restante son humedales marinos o estuarios.

Pero la Convención de Ramsar también calcula que casi el 90 % de los humedales del mundo han desaparecido desde el siglo XVIII, y los que quedan corren el riesgo de desaparecer tres veces más rápido que los bosques.

En 1987, el estado de Nueva Jersey aprobó la Ley de protección de los humedales de agua dulce para “preservar la pureza e integridad de los humedales de agua dulce de alteraciones o perturbaciones aleatorias, innecesarias o indeseables”. Esto fue, en parte, para ayudar a proteger los estuarios y detener los proyectos de desarrollo que destruirían los diversos ecosistemas que prosperan en ellos.

La tortuga más pequeña de Estados Unidos, la tortuga de pantano, vive en los humedales de Nueva Jersey. Gracias a la Ley de protección de los humedales de agua dulce y a la Ley de recuperación de especies en peligro de extinción de 1997, el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos supervisa la conservación de estas diminutas criaturas.

De todos los 48 estados contiguos, Florida es el que tiene más humedales naturales. El estado también está creando más mediante la conversión de antiguas propiedades de aguas residuales en zonas de humedales para conservación.

El Departamento de Servicios de Agua del Condado de Palm Beach convirtió 20 hectáreas de una antigua propiedad de aguas residuales en una zona de humedales protegida. Los humedales de Wakodahatchee, inaugurados en 1996, acogen a los aficionados a la ornitología para ver más de 178 especies de aves que viven en la zona de conservación.

Minnesota tiene la segunda mayor gran extensión de humedales de estos 48 estados. El estado protege sus humedales por medio de reglamentos federales, estatales y locales. La Ley de agua limpia de 1972 regula los humedales de jurisdicción federal, mientras que la Ley de conservación de los humedales de Minnesota regula y protege las aguas privadas.

“Los humedales son elementos importantes en el paisaje que proporcionan numerosos servicios beneficiosos para las personas, los peces y la vida silvestre”, según la Agencia de Protección Ambiental. “Estas valiosas funciones son el resultado de las características naturales únicas de los humedales”.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Acerca del autor

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: