Hipocresía

Hipocresía

Una de las personas a las que asistimos en el centro de día y comedor social, por quien tengo aprecio y gran respeto por su sabiduría, me ha mirado a los ojos y me ha dicho:

«Toni, hace un mes y un día que estoy en Palma recorriendo las calles y me apena ver tantos locales y viviendas vacías cuando tanta gente duerme en la calle o mal vive en un albergue».

Lo que está pasando toca directamente en el trasfondo de nuestros valores, es decir:

  • Compramos móviles que sabemos que contienen una tecnología basada en tierras raras traídas de países donde se explota hasta la muerte a niños.
  • Compramos productos de naciones que esclavizan a las personas y contaminan todo su medioambiente para que nos sean más baratos.
  • Compramos en los supermercados más de lo que necesitamos para tirar a la basura el 26% (investigado). . Compramos promesas banales e hipócritas a políticos populistas que después arruinan las arcas del estado.
  • Compramos el perdón en el gran negocio de ciertas religiones, que en sus «grandes superficies», acallan en sus «cepillos» nuestras conciencias.
  • Compramos ideologías que protestan por alguna injusticia social y nos olvidamos de todas las demás, dando así la ilusión de que somos «los buenos»… sí, en hipocresía.
  • Compramos una imagen que no es la nuestra, con ropas, tatuajes, coches, casas… para maquillar la mísera percepción que de nosotros mismos tendríamos sin todo eso…
  • Compramos… y eso es el reflejo de nuestros verdaderos valores.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: