Baleares Mallorca Política Local/Autonómica

José Hila, deje de mirar a otro lado

El grupo popular en el Ayuntamiento de Palma ha presentado una proposición urgente para pedir al alcalde José Hila que “deje de mirar a otro lado” y revoque los poderes otorgados por Podemos, Més y Vox al gerente de la Empresa Funeraria Municipal, Jordi Vilà, facultándole para poder despedir a miembros de la plantilla de manera directa y sin pasar por el control del Consejo de Administración, en el que, extrañamente, no está representado el PSOE.

El PP, que el pasado 11 de julio votó en contra de esta medida, ha expresado su total desacuerdo con la propuesta elevada por Podemos, que preside la EFM, y ha solicitado volver a un modelo que garantice los derechos de los trabajadores evitándose que, como ocurrirá a partir de ahora, puedan existir valoraciones personales que puedan repercutir directamente en los trabajadores y su futuro laboral. En este sentido, el PP ha alertado de un posible escenario de abuso de poder y de un ataque directo a los derechos de los trabajadores.

Para la concejal popular Montserrat Oliveras, el presidente de la EFM, Alberto Jarabo, y el gerente, Jordi Vilà, ambos de Podemos, tienen el deber de informar a los miembros del Consejo de Administración de la empresa sobre cualquier decisión que pueda afectar al futuro laboral de los miembros de la plantilla para que puedan valorarse de manera conjunta desde la transparencia y el consenso.

En este sentido, sostiene que los responsables políticos de la funeraria municipal, en manos de Podemos, “deben garantizar la máxima transparencia y legalidad en todos los procedimientos, muy especialmente cuando se trata de personas y del despido de trabajadores” por lo que el PP propone que vuelva a consultarse al Consejo de Administración en el que además de Alberto Jarabo y Jordi Vilà, de Podemos, también están presentes las fuerzas de la oposición y los representantes de los trabajadores. 

La concejal popular concluye apuntando que “no revocar estos poderes, convierte a la Empresa Funeraria en un sociedad municipal presidencialista en la que el Presidente, Alberto Jarabo, y su gerente, Jordi Vilà, de Podemos, tienen poderes absolutos sobre el futuro de los trabajadores, al margen de los órganos representativos, sin transparencia y sin participación”. 

Compártelo con tus amigos

Deja un comentario