La crítica del mediocre…

La crítica del mediocre…

a libertad mal entendida, sin límites en lo ético se convierte en la tiranía de los necios.

Una cosa es la crítica en sí y otra quien y la forma en la que la acomete, es evidente que una crítica científica, objetiva y bien intencionada poco tiene que ver con la de un mediocre intelectual y moral.

El mediocre critica todo aquello que no puede alcanzar… tan siquiera se acerca a la comprensión de lo que entraña la nobleza del ser.

La incapacidad de ser original, creativo e ingenioso en sus apreciaciones y la falta de voluntad en la realización de las cosas esenciales, acaban haciendo honor a que su definición etimológica sea el sino de su vida, es decir:
Del latín “mediocritas”, que significa, literalmente, “a mitad de camino por la montaña.” El mediocre, se queda a mitad de camino de todo lo esencial de su existencia.

Es el prototipo ideal de persona tóxica que puebla a sus anchas, haciendo insalubre una sociedad, ya que hay que resolverle continuamente las disrupciones, conflictos y errores con las que impregna todos los aspectos de su interacción en ésta.

Dale a un necio mejor capacidad adquisitiva y se volverá codicioso, dale una mísera cuota de poder y se creerá un ser superior, dale amor y se creerá tu dueño, simplemente, porque lo que no se le puede dar, es lo que realmente requiere, inteligencia.

Decía Albert Einstein: “Las grandes almas siempre se han encontrado con una oposición violenta de las mentes mediocres.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: