La delincuencia común, el apoderamiento y como se relaciona o diferencia con el hurto y el robo

La delincuencia común, el apoderamiento y como se relaciona o diferencia con el hurto y el robo

Noticia redactada en tot balears: https://totbalears.com/sorprenden-in-fraganti-a-dos-varones-robando-en-el-interior-de-un-vehiculo-palma y a la que hago alusión.

¿Si me sustraen unas gafas que se hallan en mi coche me están robando? La respuesta es: depende.

El primer paso para responder es entender que estos delitos pertenecen a los delitos contra el patrimonio y estos se fundamentan en el derecho a la propiedad y el disfrute de sus bienes muebles y se castiga un núcleo que ambos delitos comparten: el apoderamiento de bienes ajenos con ánimo de lucro.

Los elementos básicos en cualquier hurto o robo son: el apoderamiento de cosa mueble ajena sin la voluntad de su dueño (elemento objetivo del injusto) con ánimo de lucro (elemento subjetivo del injusto).

  • –  El tipo básico de hurto se consuma cuando los elementos básicos implican un valor igual o superior a 400 euros en lo sustraído de lo contrario estaría atenuado.
  • –  El tipo básico de robo comprende dos supuestos: el robo con fuerza o el robo con violencia o intimidación y sin importar la cantidad de lo sustraído. Una vez vista esta pequeña diferencia vemos que lo que diferencia al hurto del robo no es el objeto en sí, sino la forma de apoderarse, en el hurto el bien jurídico protegido es el patrimonio y su legitimo disfrute, en el robo va más allá, se añade la integridad. Es evidente que el reproche penal es mayor cuanto mayor sea el desprecio a los bienes jurídicamente protegidos… de ahí que un hurto suponga prisión de 2 a 18 meses y el robo, en este caso con fuerza en las cosas, prisión de 1 a 3 años. Hay que aclarar un dato: la fuerza solo puede darse en las cosas y la violencia o intimidación solo en las personas (esto son dos tipos diferentes). Entonces… ¿porqué si la noticia pone que se sustrajeron unas gafas de sol, como dato más relevante, lo tachan de robo? Bien, recurramos a la diferenciación, las gafas de sol pueden constituir un robo aunque valgan 1,00 euro o un hurto aunque valgan 399,99 euros. La diferencia es la forma de ‘conseguirlas’. El código penal castiga más cuanta mayor sea la destreza o el desprecio mostrado ante lo que protege. Pongamos entonces dos supuestos:
  • –  El coche está abierto y sustraigo unas gafas de sol: un delito de hurto. Las gafas valen menos de 400 o más de 400 euros: estaremos ante un delito de hurto leve o básico, respectivamente.
  • –  El coche está cerrado y sustraigo unas gafas de sol: un delito de robo con fuerza en las cosas, tengan un valor de 1 o 1000 euros. El delito aquí se agrava por vulnerar los medios usados por el dueño para proteger sus bienes. El código penal protege todas las formas de violar los bienes penalmente relevantes e impone las penas según el desprecio que el autor muestre al mismo.

La noticia nos detalla que los autores se deshicieron del objeto robado, esto es penalmente irrelevante para definir la autoría del delito, pues el delito de robo con fuerza, como hemos dicho, lo relevante es la fuerza sobre las cosas que protegen el objeto sustraído, es decir, la vulneración ilegitima del lugar donde se custodian.

Pero… a la hora de llevar el caso habrá cosas a tener en cuenta ¿el apoderamiento lo entendemos por la simple sustracción, o en su caso, por la disposición y disfrute del bien ilegitimo? Recordemos que uno de los elementos del núcleo delictivo era el ánimo de lucro y este en los delitos contra el patrimonio requiere ‘la incorporación ilegitima de lo sustraído al patrimonio del sujeto activo’.

Vistas ambas formas de atentar contra el patrimonio vemos que el conocimiento de nuestro ordenamiento puede dar muchas ideas a los infractores de salir bien parados de ilícitos similares. Hay infractores que saben muy de cerca los resquicios de la ley, esto es una clara evidencia cuando vemos las tasas de población penitenciaria y los tipos delictivos que están sobrerepresentados, pero esto es otro tema muy largo… ¡y si quieren lo hablamos otro día!

Mi propuesta irá relacionada a tratar temas relacionados con la criminología (dogmática penal, sociología criminal y rasgos de la personalidad o incluso todos a la vez, según el tema o suceso).

¡Muchas gracias al grupo Periódico de Baleares y a todos y cada uno de los lectores! Javier Morro.

Javier Morro.

¡Por cierto, nuestra Ley de Enjuiciamiento Criminal permite a cualquier ciudadano retener al delincuente ‘in fraganti’ para ponerlo a disposición de las autoridades!

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Cómo le ayudo? Habla con nosotros
A %d blogueros les gusta esto: