La población española demanda más vegetación, aire puro y espacio para una movilidad limpia

  • Una encuesta realizada en 15 ciudades europeas muestra que la población española se encuentra entre las que más cambios demanda en la movilidad y el transporte. 
  • Las restricciones por la pandemia han provocado un cambio en las expectativas de la población encuestada que expresa, de manera mayoritaria, su deseo de tener más zonas verdes, aire limpio, más espacio para peatones y ciclistas y entornos escolares seguros. 
  • La encuesta ha sido realizada por la campaña Clean Cities, de la que forman parte Ecologistas en Acción y ECODES, para animar a los ayuntamientos a que se comprometan a un transporte libre de emisiones en 2030.

Meses de restricciones fruto de la pandemia han provocado un cambio notable en las expectativas públicas sobre el espacio urbano y los desplazamientos. Muestra de ello son los resultados de una encuesta online de YouGov realizada en marzo de 2021 a más de 1.500 personas adultas de Barcelona y Madrid. La gran mayoría de la población preguntada demanda un reparto más justo del espacio entre coches, transporte público, ciclistas y peatones.

Casi todas las personas encuestadas de estas dos ciudades (88 %) anhelan más zonas verdes en sus ciudades. Este es el dato más claro del sondeo online realizado en el marco de la campaña Clean Cities, de la que forman parte Ecologistas en Acción y ECODES. Además, la población también demanda más espacio para caminar (70 %), para la bicicleta (62 %) y más transporte público (67 %).

Otro de los focos de preocupación es la contaminación del aire en las ciudades, causada principalmente por el tráfico de vehículos a motor. En este sentido, es necesario tener en cuenta la relación entre contaminación y una mayor mortalidad por la COVID-19, además de ser la principal causa de muerte prematura por factores ambientales. Más de tres cuartas partes de las personas encuestadas (78 %) dijeron a YouGov que querían que sus ayuntamientos hicieran más para protegerlas de la contaminación del aire.

Asimismo, la población encuestada se mostró a favor de que los ayuntamientos promuevan una movilidad sostenible: promover el transporte público (75 %, el dato más alto de Europa después de Italia), caminar (68 %), facilitar el uso de la bicicleta (promedio de las dos ciudades 61 %, con un 63 % en Madrid) y ampliar la superficie de espacios verdes (79 %). Casi dos tercios (59 %) estuvieron de acuerdo en que las calles alrededor de las escuelas deberían estar cerradas a los vehículos contaminantes.

En lo que respecta a los automóviles, dos tercios de las personas encuestadas (64 %, la tercera cifra más alta de todos los países encuestados) afirmaron que después de 2030 solo se debería permitir la conducción de automóviles libres de emisiones en las ciudades europeas. Según Ecologistas en Acción y ECODES, la regulación de las Zonas de Bajas Emisiones, que la ley de Cambio Climático obliga a establecer antes de 2023 a las ciudades de más de 50.000 habitantes, debería responder a estas preocupaciones ciudadanas.

Cristian Quílez, del Área de Políticas Públicas y Gobernanza Climática de ECODES, señala que «las Zonas de Bajas Emisiones deben ser una apuesta por la salud de los ciudadanos y servir para devolver las calles al peatón, reducir el vehículo privado, promover un urbanismo sostenible, y priorizar la movilidad activa y el transporte público de cero emisiones. Ahora solo falta que lo tengan claro nuestros dirigentes y que lo reflejen de forma rotunda tanto en su diseño como a la hora de apoyar otras políticas, como la necesaria prohibición de la venta de coches nuevos de diésel, gasolina y gas antes de 2035».

Carmen Duce, Coordinadora de Transporte de Ecologistas en Acción, concluye: «El área metropolitana de Madrid, con una gran aglomeración urbana, necesita urgentemente una apuesta decidida por el transporte público, como reclama su ciudadanía, para mejorar la calidad del aire y luchar contra el cambio climático.

Previous post Suspensión de patentes de las vacunas contra el COVID-19
Next post Un análisis crítico de la proporción de extranjeros en la población carcelaria: ¿Es posible maquillar la realidad?

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Cómo te ayudo? Cuéntanos tu historia
A %d blogueros les gusta esto: