La Policía Nacional detiene a un hombre por un delito de homicidio en grado de tentativa

La Policía Nacional detiene a un hombre por un delito de homicidio en grado de tentativa

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la madrugada de ayer a un hombre de origen senegalés de 34 años de edad, como presunto autor de un delito de homicidio en grado de tentativa.

Los hechos ocurrieron esta madrugada, cuando a través de la Sala CIMACC del 091 entró una llamada en la que se comunicaba que se estaba produciendo una pelea en un domicilio de la barriada de Pere Garau, en Palma.

Una vez en el lugar, un vecino les indicó a los agentes que había escuchado fuertes golpes y a una mujer gritando en un domicilio, por lo que los policías se dirigieron a dicho piso, encontrándose la puerta abierta del domicilio y a una mujer que presentaba heridas en la mano y estaba muy nerviosa.

La mujer indicó a los policías que no la dejaba salir, en alto estado de nerviosismo, escuchando en ese mismo momento a una mujer gritando y dando golpes desde una de las estancias del domicilio, por lo que los agentes entraron en el interior.

El presunto autor se encerró en el baño con la víctima y trató de estrangularla

Una vez dentro, frente a la puerta del baño, la mujer mencionada les indica que se encuentran en el interior, suplicando que la salven, tirando los agentes la puerta abajo, mientras escuchaban gritos de la víctima.

Una vez abierta la puerta, los agentes observaron a un varón agarrando a una mujer del cuello muy fuerte e intentando ahogarla con la técnica del mata león (asfixiándola con uno de los brazos rodeándola por el cuello), logrando la víctima zafarse del ahora detenido gracias a la intervención de los policías.

Es por tales motivos por lo que los agentes procedieron a la detención del varón como presunto autor de un delito de homicidio en grado de tentativa.

Problemas de convivencia

El detenido les había arrendado una habitación a las dos mujeres a través de un anuncio, llevando el varón dos semanas comportándose de manera agresiva e intimidante tanto verbal como físicamente, habiendo presentado, la víctima, denuncia por lesiones sufridas por un puñetazo dos días atrás.

En el día ayer, el hombre había dejado el gas abierto, mientras amenazaba de muerte a las mujeres, pudiendo ir rápidamente a cerrar el gas.

El día de los hechos, la víctima y el detenido estaban manteniendo una discusión, momento en el que la mujer le indicó que iba a llamar a la policía y éste la tiró al suelo, levantándola seguidamente y empujándola contra el lavabo para encerrarse con ella en el interior hasta la llegada de los agentes, golpeándola en su interior contra la puerta, para posteriormente cogerla del cuello para intentar ahogarla cuando escuchó a los agentes en el exterior del habitáculo.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: