La Policía Nacional interviene en el control de actividades aeronáuticas con drones

En el marco de las competencias de la Policía Nacional y en su demarcación territorial, se encuentra la inspección de las actividades aeronáuticas privadas y deportivas para que las mismas se desarrollen en condiciones de seguridad, además de velar de forma especial por el control de la utilización de drones en el espacio aéreo de las ciudades y núcleos urbanos.

De esta manera la Policía Nacional materializa a nivel nacional el ejercicio de la competencia como Policía Aeronáutica, velando por que la aviación ajuste su actividad a las normas dictadas para su ejercicio por la Ley de Navegación Aérea, la Ley de Seguridad Aérea, el Reglamento de Circulación Aérea, el Real Decreto 1036/2017, así como la aplicación de la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana, el Reglamento Europeo de Protección de Datos de Carácter Personal o el Código Penal, entre otras, en los casos que sea necesario para prevenir o perseguir infracciones administrativas o penales.

103 intervenciones y 18 actas
Los agentes controlan que los vuelos de drones que se lleven a cabo cumplan con la normativa y en caso contrario se intervienen y se proponen para sanción a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea.

Desde su creación se ha actuado en 103 intervenciones, proponiendo para sanción en 18 ocasiones y se ha procedido a la intervención de 5 drones. Se han efectuado 9 actuaciones de apoyo a unidades en operativos policiales y control de eventos deportivos y de otra índole.

Las últimas intervenciones se han llevado a cabo desde octubre del año pasado hasta ayer por la noche
A finales del año pasado se llevó a cabo una actuación en el barrio de Son Armadans en Palma, donde había un dron sobrevolando la zona. Los agentes localizaron al piloto del dron, de origen español el cual estaba haciendo una inspección de fachadas para una empresa.

Se realizaron gestiones tendentes a averiguar la legalidad del vuelo, resultando que tenía seguro para vuelos recreativos y no profesionales, además carecía de la preceptiva comunicación al Ministerio de Interior, la operativa del vuelo era en una categoría específica, debiendo tener una autorización operacional por parte de AESA.

Cabe reseñar que en algunos momentos estaba volando en una zona restringida al vuelo, por ser considerada zona CTR, siendo obligada la comunicación con el aeropuerto de Son Sant Joan. Finalmente el dron fue intervenido por los agentes de la unidad especializada.

También se interceptó un vuelo de un dron en la zona de Na Burguesa, resultando ser un ciudadano holandés que estaba realizando un vuelo recreativo, careciendo de autorización alguna, siendo zona CTR, además no disponía de seguro de la aeronave, ni placa identificativa en el dron. Finalmente, en base a la Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana, el dron fue intervenido por los agentes de la unidad especializada.

Otra intervención se produjo en el parque se Sa Riera en Palma, interceptando un dron que era pilotado por un joven español que argumentó que lo había comprado a un amigo y lo estaba probando en la zona indicada, careciendo de licencia para poder manejar la aeronave. Tampoco estaba dado de alta como operador, careciendo de seguro de responsabilidad civil, además de no respetar las restricciones de vuelo, interviniendo el dron, ya que suponía un peligro para las numerosas personas que se encontraban en ese momento en el Parque.

Apoyo a diferentes unidades policiales y control de eventos
Además cabe añadir que la unidad está presente en numerosos operativos llevados a cabo por parte de unidades de policía judicial, el último en una actuación del grupo de estupefacientes de la Policía Nacional en coordinación con Guardia Civil por una investigación en Palma por delitos contra la salud pública y maltrato animal.

También se ha colaborado con el grupo de Homicidios y otras comisarías de la Policía Nacional para la localización de personas desaparecidas. La última actuación en ese sentido fue la búsqueda de una mujer desaparecida en noviembre en la zona de Porto Cristo, Manacor.

Ayer por la noche los especialistas en Seguridad y Protección Aérea de la Policía Nacional intervinieron en el partido de fútbol de primera división disputado en el estado de Son Moix entre el R.D.C. Mallorca y el F.C. Barcelona donde se controló el vuelo de un medio de comunicación y se colaboró con la Brigada de Seguridad Ciudadana en labores de vigilancia y control.

Sanciones
La propia Ley de Seguridad Aérea establece en este sentido sanciones por infracciones leves, graves y muy graves, que van desde el apercibimiento a multas de un mínimo de 60 euros y un máximo de 225.000 de euros.

Previous post Actívate Inca y el Ayuntamiento entregan la receptación de la Noche del Vino 2021 a Juan XXIII
Next post El Santo Padre nombra nuevo vicecomandante de la Guardia Suiza

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Cómo te ayudo? Cuéntanos tu historia
A %d blogueros les gusta esto: