“La tía Julia y el escribidor”

La primera vez que leí la novela de Mario Vargas Llosa me identifiqué rápidamente con el entorno que da cobijo a su trama, por aquello de haber sido yo también aprendiz de escribidor en el marco del periodismo radiofónico.

Leyendo este relato prácticamente autobiográfico, podríamos entender aún mejor el contenido de aquel discurso que pronunció el premio Nobel de literatura en la Academia sueca con motivo de la aceptación del prestigioso galardón.

En esta novela se respira una época trascendental en su vida, pues ya el nombre del protagonista Marito o Varguitas, sitúa al lector ante una serie de situaciones que muy bien pudieran entenderse como reales, y es de ver que así lo fueron.

Habrá que descubrir quién fue en realidad su tía Julia, mujer de la rama política de su familia 14 años mayor que él y cuyo enamoramiento rasgó todas las vestiduras familiares, sobre todo porque terminó contrayendo matrimonio con ella a pesar de toda la tribu familiar.

Y puestos a descubrir, valdría la pena saber quien fue en realidad Pedro Camacho, un boliviano en la ficción que compone guiones para la radio, misma emisora en donde Varguitas trabaja.

Conocer un poco más a Vargas Llosa podría conducirnos a ese su voluptuoso pasado, mezcla de realidad e ilusión que le conduce en un viaje sin retorno al terreno de la literatura, y cuyo tiempo para él y en aquellos momentos, detuvo las manecillas de su reloj.

Yo quiero conocerle mejor, y a través de esta obra, en cierto modo descatalogada por algún archivo editorial, los periodistas y sobre todo los radiofónicos podremos ponerle como ejemplo para actuales y futuros aconteceres en el mundo y sus profesionales de la radiodifusión eterna.

Si bien es cierto que Jorge Mario Pedro Vargas Llosa se dice que nace a la literatura como autor de “Los Jefes” (colección de cuentos narrados en una prosa muy precoz, 1959), la realidad es que antes fue escritor de teatro, y ya en 1.952 publicó su primera obra que incluso se llegó a representar sobre un escenario, “La huida del Inca”. Después vendría su alias, suprimiendo los nombres propios de Jorge y Pedro.

La historia siempre se repite en una circunvalación perfecta, y gradualmente ha ido cosechando los premios Cervantes, Príncipe de Asturias hasta llegar al Nobel, que se le adjudicó “por su cartografía de las estructuras del poder y sus imágenes mordaces de la resistencia del individuo, su rebelión y su derrota”. Ahí  es nada.

Julia Urquidi, la tía Julia, casó con Mario en 1.955 cuando el escritor tenía 19 años y su tía catorce más. El matrimonio que duró 9 años estuvo plagado de desavenencias por las diferentes infidelidades de él y los fundados celos de ella.

Pero esta realidad se mantiene en la esencia de Vargas Llosa a pesar de que la despechada esposa en unas declaraciones al diario El Deber siete años antes de que el escritor se alzara con el Nobel sentenciara: “Yo lo hice a él. El talento era de Mario, pero el sacrificio fue mío. Sin mi ayuda no hubiera sido escritor”

Hoy, este Grupo Periódico de Baleares debe tenerle como santo y seña del trabajo radiofónico, porque lo que para la inmensa cantidad de lectores de ese libro es una simple pero bella historia de amor, para los que amamos el trabajo radiofónico es todo un manual de como hacer las cosas para conseguir avanzar en el camino para cumplir con su aspiración de escribidor de novelas. Su trabajo en Radio Panamericana le acerca cada vez más a ese incandescente mundo del único medio capaz de transmitir el día a día de la vida. Lo que se dice y se traslada a través de las ondas tiene el mismo valor del como se dice y el para qué se dice.

Ese joven estudiante de Derecho, no está muy convencido de que esos estudios u otros cualquiera sea lo que él quiere. Su trabajo como encargado de la sección de noticias de la emisora le abre las puertas de par en par a su sueño… ser escritor, o escribidor como él diría.

Ya mayor, dijera un buen día “Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado, un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora”

Por eso te admiro mi querido escribidor.

Previous post Baleares tendrá un viernes estable y caluroso
Next post Golpe en La Jonquera a una organización delictiva dedicada a la falsificación, distribución y venta de productos falsificados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Cómo te ayudo? Cuéntanos tu historia
A %d blogueros les gusta esto: