Las Kellys nacemos de la necesidad de visualizar la precariedad laboral en la que vivimos

Las Kellys nacemos de la necesidad de visualizar la precariedad laboral en la que vivimos

Un trabajo totalmente feminizado, con un bajísimo porcentaje de hombres que trabajan como camarero de piso en España, un trabajo mal visto, ya que desde siempre lo de limpiar ha sido asignado tristemente a las mujeres.

La lucha de Las Kellys nos ha llevado a reivindicar rebajas en la carga laboral, reconocimiento de enfermedades profesionales, jubilación anticipada, derogación de la reforma laboral o el acoso laboral ya sea por bossing o sexual.

Las camareras de pisos (nuestra categoría profesional) hemos ido incrementando la carga laboral con el paso de los años sin que los sindicatos hicieran nada para impedirlo, hemos pasado de hacer habitaciones (nuestro trabajo) a limpiar cada uno de los rincones del hotel, con lo que las compañeras de la limpieza han ido desapareciendo, además del fajín o valet figuras indispensables en el departamento de pisos.

Nuestra jornada laboral en Baleares según el convenio de hostelería son 40 horas semanales, 2 días de descansos, en ningún caso pone cuantas habitaciones al día hemos de limpiar, con lo que a muchos empresarios se les olvida que trabajamos por horas y no por habitaciones, y piensan que puedes hacer 20, 30, o reventar sin poder ir al baño o comer por terminar un trabajo que en muchos casos llega a rozar la explotación.

Invitaría a muchos de estos empresarios a subir a las habitaciones y buscar a la primera Kelly que se encuentre y le pida el parte de trabajo, lo mismo se lleva una sorpresa.

Tenemos enfermedades debido a los movimientos repetitivos que hacemos durante la jornada laboral que se acentúan a lo largo de años de trabajo, pues bien, a pesar de tener reconocidas algunas de ellas nos encontramos con que las mutuas no las aceptan, ya que no están incluidas en el Real Decreto 1299/2006 al no estar incluidas las mutuas nos derivan a la Seguridad Social quitándonos derechos, muchos estudios de enfermedades a lo largo de los años, pero seguimos igual o peor.

No podemos jubilarnos anticipadamente como otros sectores, aunque nuestro trabajo y los ritmos mermen nuestra salud y tengamos que estar de baja laboral, en baja laboral para poder llegar a la edad de jubilación. Es más, nos encontramos con que ya no es a los 65 años, si no que muchas no lo podremos hacer hasta llagado los 70 años. Nosotras invitamos a todos esos políticos que juegan con nuestras vidas a compartir una semana de trabajo diario en cualquier hotel y que nos digan cómo podemos estar tirando de camas hasta que muramos sin poder optar a una jubilación digna, y el problema se incrementa en Baleares donde para poder cotizar esos años y con la eventualidad de las islas la mayoría tendríamos que trabajar dos vidas para poder jubilarnos.

Las Kellys exigimos la derogación de la reforma laboral, el departamento de pisos es la espina dorsal de un hotel ya que este lo que ofrece a sus clientes son habitaciones, por eso no puede ser externalizado, y decimos basta al acoso cuando exigimos derechos, esos mismos que hemos ido perdiendo a lo largo de los años.

Sara del Mar García · Presidenta Asociación de Kellys Unión Baleares. · Miembro de la Plataforma Estatal de Camareras de Pisos.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: