Baleares

Las reservas hídricas de las Islas Baleares se sitúan en el 51%

La UD Tramuntana Norte entra en escenario de prealerta de sequía y cinco UD más lo podrían hacer el mes que viene

El estado de las reservas hídricas en las Islas Baleares, el mes de julio, ha caído cuatro puntos respecto del mes anterior y se situó en el 51% de media. El descenso se registra en todas las islas: así, Mallorca pasa del 55% al ​​51%; Menorca, de 60% al 55%; Ibiza, del 47% al 45%; y Formentera, del 51% al 46%. A nivel general, la situación es peor que hace un año cuando las reservas hídricas de las islas se encontraban, en promedio, al 57%.

De las diez unidades de demanda (UD) que hay en las Islas Baleares, una (UD Tramuntana Norte) entra este mes en escenario de prealerta de sequía. Esto quiere decir que, tal como estipula el Decreto 54/2017 por el que se aprueba el Plan Especial de Actuación en Situaciones de Alerta y Eventual Sequía de las Islas Baleares, hay que empezar a tomar una serie de medidas de gestión a los municipios que integran la UD.

Otros cinco UD (Tramuntana Sur, Palma-Alcudia, Migjorn, Manacor-Felanitx y Ibiza) están a punto de entrar en el mismo escenario que la UD Tramuntana Norte. Y es que una UD entra en escenario de prealerta después de tres meses consecutivos en situación de prealerta. Estas UD han cumplido, durante el mes de julio, el segundo mes en esta situación. Todo indica, por tanto, que deberán empezar a tomar medidas a partir del próximo mes.

Dado que agosto suele ser un mes seco, y que las extracciones serán importantes debido al turismo y al incremento de las temperaturas medias, es de suponer que la situación dentro de un mes sea peor que la actual y todas las UD pasen a situación de prealerta.

Los datos de precipitación de la AEMET indican que julio de 2019 ha sido normal en el conjunto de las Islas Baleares con variaciones en cada isla: así, en Ibiza ha sido un mes seco (10%); en Mallorca, normal (66%); y en Menorca, muy húmedo (341%). 
En cualquier caso, en números absolutos, las cantidades acumuladas no superan los 14 l / m2 en ningún observatorio.

Los porcentajes interanuales siguen siendo de superávit en Menorca (122%), pero deficitarios en Mallorca (93%) y en Pitiusas (82%). A nivel de Baleares el interanual es de 95%.

Desde la dirección general de Recursos Hídricos se pide cordura y moderación ante un mes que se presenta complicado. Ibiza es donde la situación es más preocupante, ya que durante la segunda quincena de junio ya se produjo el 87% de la capacidad total de agua desalada, mientras que en julio ya se ha llegado al 92%.

La capacidad total de desalación de la pitiusa mayor es de 44.500 m3 / día, distribuida de la siguiente manera: 12.500 m3 / día en la IDAM de Ibiza, 17.000 m3 / día en San Antonio y 15.000 m3 / día en Santa Eulària.

Actualmente en Ibiza se están producido alrededor de 41.000 m3 diarios. El consumo medio de agua desalada, por municipio es de 15.500 m3 / día en Ibiza, 15.100 m3 / día a San José, 6.100 m3 / día en San Antonio, 3.200 m3 / día en Santa Eulalia, y 800 m3 / día en San Juan.

Este consumo es muy cercano a las dotaciones diarias previstas por los diferentes ayuntamientos a los preacuerdos previos a la firma de los convenios con ABAQUA, que para agosto son de 15.800 m3 / día en Ibiza, 15.500 m3 / día a San José y 5.700 m3 / día en San Antoni. San Juan y Santa Eulalia quedan sujetas a disponibilidad.

Este es el primer año que la desaladora de Santa Eulalia está conectada al anillo de interconexión y puede llegar de forma efectiva a San Juan ya San José. En base a los niveles actuales de producción y teniendo en cuenta las altas temperaturas y el estado de los recursos, Recursos Hídricos alerta de que un aumento de demanda durante el mes de agosto puede poner en peligro la garantía del recurso de agua desalada, por la lo que se recomienda que los ayuntamientos tomen medidas de gestión de la demanda antes incluso de entrar en situación de prealerta.

En cuanto a Mallorca, las desaladoras también se acercan a su máximo de producción. Actualmente, se están utilizando unos 101.000 m3 / diarios de agua potable. De estos 3.300m3 / día en Pollença, 1.000 m3 / día en Muro, 800 m3 / día a María de la Salud, 60.000 m3 / día en la zona de Calvià y Andratx y 28.800 m3 / día en EMAYA. La capacidad de producción de las desaladoras es de 80.000 m3 / diarios y actualmente están produciendo unos 70.000. Para llegar a los 101.000 m3 diarios utiliza agua subterránea.

En Menorca, la desaladora de Ciutadella funciona bajo demanda y por el momento no se prevén problemas de suministro. En Formentera, la situación está dentro de la normalidad. Actualmente, se producen 3.800 m3 / diarios siendo la capacidad de producción de 5.000.

La conselleria de Medio Ambiente y Territorio impulsa, desde hace años, un cambio de modelo en la gestión de los abastecimientos municipales con una política de precios adecuados. En este sentido, hay que recordar que el agua desalada adquirida fuera de temporada es más barata que la comprada en temporada alta. También cabe destacar que los convenios que se firman con los municipios prevén un recargo en el precio de compra de volúmenes de agua no previstos. De este modo, se persigue que el agua subterránea sólo se utilice para cubrir abastecer los picos de demanda durante el verano.

Compártelo con tus amigos

Deja un comentario