Más de 2 de cada 3 personas expulsadas a Haití desde la frontera de Estados Unidos son mujeres, niños y adolescentes

UNICEF está preocupado por la situación de las familias haitianas que están siendo expulsadas desde la frontera de Estados Unidos hacia Haití. Según las primeras estimaciones de UNICEF, más de 2 de cada 3 migrantes haitianos que han sido devueltos a Puerto Príncipe son mujeres, niños, niñas y adolescentes. Algunos de ellos son recién nacidos, con necesidades específicas e inmediatas.

“Haití se tambalea por la triple tragedia de los desastres naturales, la violencia de las bandas y la pandemia por COVID-19”, ha afirmado la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore. “Cuando los niños, niñas, adolescentes y las familias son devueltos sin la protección adecuada, son todavía más vulnerables a la violencia, la pobreza y el desplazamiento, factores que los impulsaron a emigrar en primer lugar”, ha añadido.

Las evaluaciones iniciales en México y Haití sugieren que muchos de los niños y niñas menores de 10 años han nacido fuera de Haití o han vivido la mayor parte de su vida en otro país.

UNICEF también está preocupado por la situación de las familias haitianas en Del Río, Texas, donde alrededor del 40% de los migrantes haitianos son niños, niñas y adolescentes, según las estimaciones preliminares de UNICEF. Viven en condiciones de hacinamiento e inadecuadas, y necesitan apoyo humanitario básico.

UNICEF está trabajando para proporcionar ayuda básica a los niños, niñas, adolescentes y a las familias. En Ciudad Acuña, México, UNICEF facilitará el acceso a los servicios de protección de la infancia y entregará agua potable y kits de higiene; también instalará retretes móviles y puntos de lavado de manos.

En Haití, UNICEF proporcionará a los niños, niñas y adolescentes devueltos apoyo psicosocial, servicios de protección y suministros educativos, en coordinación con las autoridades nacionales y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Pero se necesita más apoyo para alcanzar a estas familias con la ayuda humanitaria que necesitan.

UNICEF insta a todos los actores a abstenerse de cualquier uso de la fuerza en las fronteras, a mantener a las familias unidas y a evaluar adecuadamente las necesidades de protección de los migrantes antes de tomar cualquier decisión sobre el retorno. Los niños, niñas y adolescentes nunca deben ser devueltos a situaciones en las que su seguridad y bienestar básicos estén en peligro. 

“El interés superior del niño debe de estar por encima de cualquier otra consideración”, ha subrayado Fore.

Previous post Última hora: Carlos Puigdemont detenido en Cerdeña
Next post El juez propone juzgar a los jefes Seguridad de Repsol y Caixabank por presunto espionaje al presidente de Sacyr

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Cómo te ayudo? Cuéntanos tu historia
A %d blogueros les gusta esto: