Miquel Bestard pide a Patricia Gómez que no se persiga al fútbol balear

Miquel Bestard pide a Patricia Gómez que no se persiga al fútbol balear

El pasado Jueves Santo, 1 de abril, un amplio dispositivo de la Policía Nacional, alertados por la Consejería de Salud que Gómez dirige, se presentó en las instalaciones del CD San ​​Francisco con el fin de detener un partido de fútbol de categoría infantil que enfrentaba el equipo local contra el Son Sardina. Las fuerzas de seguridad del Estado aseguraron que acudieron al recinto deportivo tras notificarle las autoridades sanitarias la certeza más absoluta haber 4 contagiados en el equipo de CD San ​​Francisco.

El resultado fue la detención y parada del partido durante 30 minutos, la estupefacción de los dos cuerpos técnicos, de los dirigentes, de los padres y de las madres y, sobre todo, de los más de treintena menores que no entendían de qué se les acusaba y de que eran responsables por no poder hacer lo que más deseaban: jugar al fútbol. Es decir, hacer deporte, promover un estilo de vida saludable, lo que durante media hora se les privó de forma innecesaria y errática, casi frustrante.

La FFIB quiere solidarizarse públicamente con el CD San Francisco, club absolutamente modélico en el cumplimiento del protocolo higiénico y sanitario. La entidad deportiva palmesana en esta cuestión es y ha sido sensible a todas las medidas o restricciones que afecten a la salud pública en la lucha contra esta pandemia. Un club que, con su presidente a la cabeza, Amedeo Spadaro, se ha prestado siempre a todo tipo de reuniones, se ha mostrado colaborador, conciliador y constructivo a la hora de hacer encuentros de trabajo que contribuyan a hacer del fútbol, ​​un deporte seguro. La presencia de los agentes ante una falsa sospecha de 4 menores contagiados de Covid, resultó ser un absoluto despropósito y hace que el fútbol balear se sienta absolutamente perseguido y maltratado, por la desmedida «operación policial», como si de delincuentes se trataran a estos menores, enviados por orden de la consejería. Anteriormente, a las 9:00 de la mañana, informadores / inspectores de la propia Consejería de Salud ya se habían presentado para corroborar que se cumplía el protocolo sanitario e higiénico en estas instalaciones deportivas.

Ante tal absoluta sorpresa e indignación por estos hechos tan lamentables hechos que, no olvidemos, afectan a menores de 12 años, insisten en que:

Desde el inicio de la pandemia, esta Federación, junto con la RFEF y sus clubes federados de ámbito regional y nacional han llevado a cabo un trabajo ingente para que todos pudieran tener un protocolo de actuación para la vuelta de entrenamientos y competiciones. Protocolo que fue directamente asumido y aprobado por la propia Conselleria de Salud y Consumo.

En este protocolo se establecían obligaciones tales como:

  • Sin ningún tipo de ayuda pública, se han estado repartiendo test de antígenos de manera gratuita a todos los clubes que compiten en categorías de ámbito nacional de nuestras Islas Baleares para que, unos semanalmente y, otros quincenalmente, pudieran realizar a todo el equipo las pruebas diagnósticas de detección de Covid. Esta circunstancia ha permitido ser absolutos garantes de quien entra en un campo de fútbol a competir en competiciones de ámbito nacional lo hacía sin posibilidad ni de contagio ni de encomendar.
  • A nivel regional, siendo incluso más estricto que los propios criterios de los rastreadores sanitarios, la FFIB adoptó la decisión de paralizar cualquier tipo de partido en el que uno de los dos equipos pusiera en conocimiento de la FFIB un posible contagio por Covid-19.
  • Además, se ha puesto a disposición de todos los Clubes de las Islas Baleares, un médico especialista en medicina deportiva, que ha sido el coordinador e interlocutor sanitario y quien, en definitiva, aglutina todas y cada una de las incidencias que pasan al fútbol balear.

Por todo ello, a pesar de estar convencidos de que tenemos que realizar todo este trabajo y seguir siendo estrictos en el cumplimiento de todos estos protocolos, no es de recibo que esté persiguiendo el FÚTBOL BALEAR , acusándole de ser un foco de permanente problema asociado a la pandemia cuando ha sido, es y será, todo lo contrario. Es por ello que, ante las noticias que se han recibido en esta FFIB y que están siendo difundidas en diferentes redes sociales y medios de comunicación, pedimos una reunión urgente con la Consejería de Salud y Consumo, a efectos de poder tratar los temas referentes la práctica deportiva del fútbol, su nula incidencia en la pandemia de Covid-19 y el retorno íntegro de las competiciones en todas las categorías.

Aprovechamos para recordarle que la FFIB representa a 30.000 federados y federadas y espera, mediante esta solicitud de reunión, tener un poco de más éxito que la solicitada hace más de un mes a la presidenta del Gobierno de las Islas Baleares, Francina Armengol , petición por la que ni hemos recibido respuesta.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: