Nadal Grande, a pesar de su derrota en las semifinales de Roland Garros

El partido comenzó con mucha intensidad y este puntazo que tuvo absolutamente de todo. Nadal y Djokovic deleitan a todo París con su tenis. Nadal demostró porque es el rey de París. Una derecha sorprendente para batir a Djokovic, que nada pudo hacer para contrarrestar el tiro del balear.

El tenista español Rafa Nadal cayó (3-6, 6-3, 7-6(4), 6-2) ante el serbio Novak Djokovic en semifinales del torneo de Roland Garros, segundo ‘Grand Slam’ de la temporada, su tercera derrota en 108 partidos en París, cediendo en un duelo legendario que cita al número uno del mundo con el griego Stefanos Tsitsipas.

Tras su tercera derrota a lo largo de su carrera en Roland Garros, Nadal se mantiene con 20 ‘Grandes’ en su palmarés, los mismos que el suizo Roger Federer, y dos más que ‘Djoko’.

Nadal, 13 veces campeón del Abierto de Francia, se dejo la piel y la vida prácticamente, por defender su territorio, pero Novak se quedó la reedición de la última final para aspirar a su segunda Copa de los Mosqueteros (2016). Un partido histórico, para los forofos al tenis y los que no lo son. Djokovic deja a Nadal sin la posibilidad del 14º Roland Garros y puede igualarle en Grand Slams.

En un partido para el recuerdo, hubo muy pocos juegos que no se vendieran caros tras más de cuatro horas. El primero, por ejemplo, fue de 10 minutos y Novak tuvo dos bolas de ‘break’. Marcó un poco lo que sería la manga, ya que Nadal se defendió como un titan e hizo daño al serbio quien, a pesar de empezar bien, se vio 0-3 abajo.

Pero hubo un momento clave del encuentro que fue determinante para el resultado final. Durante el tercer set, con una manga para cada lado y el partido muy igualado, Nadal sacó 4-3 abajo en el tiebreak y tuvo una volea para poder igualar las acciones.

Pero el impacto de esa volea no fue el buscado por el balear y la pelota terminó fuera de la cancha, por lo que el serbio amplió su ventaja a dos puntos de diferencia sobre el español. Aquel momento en el cual Nadal pudo emparejar las acciones fue clave para la ventaja final que terminó sacando Djokovic y, en consecuencia, el momento clave del partido.

Grandes deportistas también ovacionaron la actuación de Rafa Nadal ante Djokovic. algunos de ellos, Gerard Piqué, el campeón del mundo de Rally Carlos Sainz y compañeros tenistas como Del Potro y Feliciano López.

Nadal en sala de prensa, después del partido, decía estas palabras, «Estoy triste, pero no hay que dramatizar. Me siento bien, no soy una persona de celebraciones cuando se gana, ni de dramas cuando se pierde. Estoy preparado para aceptar la victoria y la derrota; aunque es un torneo muy importante para mí, soy consciente de que no se puede ganar 15 ó 16 veces. Volveré con ilusión», dijo Nadal en la rueda de prensa posterior al choque.

«He dado todo lo que tenía, física y mentalmente, pero no pudo ser. No es excusa que las condiciones fueran más lentas por ser de noche… El que se adapta mejor merece ganar y él lo ha merecido (…) No fui capaz de jugar para sacarle de su posición».

En su interpretación del partido, Nadal explicó que le faltó “un pelín” y que en caso de haber ganado el tercer set, “la historia quizá hubiera cambiado”. Excepto el arranque, incidió en la igualdad del pulso y se reprochó no haber sido capaz de marcar diferencias en algunos instantes decisivos. “Mi bola no hacía el daño que necesitaba”, describió. “Novak ha jugado muy largo y apenas ha cometido errores. Hay que darle todo el mérito. Lo he dado todo a nivel físico y mental, pero no ha sido suficiente. Ni mucho menos ha sido un desastre mi partido. No creo que este haya sido el mejor Djokovic de nunca; ha hecho un gran partido, pero a mí me han faltado cosas”, explicó.

Por su parte, Djokovic celebró de manera comedida el triunfo, pese a su trascendencia. “Ganarle a Rafa aquí ha sido como escalar el Everest, esa es la sensación que tienes cada vez que juegas contra él”, introdujo el de Belgrado, mientras desde el vestuario resonaba la celebración de los miembros de su equipo. “Sin duda, ha sido el partido que mejor he jugado nunca en Roland Garros, y de los tres mejores que he jugado en toda mi carrera teniendo en cuenta que ha sido contra mi gran rival y en la pista que más éxito ha tenido”, señaló. En cuestiones técnicas, detalló: “Tenía que encontrar la forma de meterme en el partido. Me sentía preparado y motivado, bien tanto física como mentalmente. Tenía un plan definido, pero necesitaba aplicarlo mejor de lo que lo hice el año pasado”.

Nadal cae de pie, demostró que es Grande también pese a la derrota, que es humano y humilde, que sabe encajar con deportividad y como caballerosidad en sus horas bajas. Aún y así seguirá siendo el Emperador de Roland Garros, el próximo año todos te esperamos.

Previous post El doctor José Reyes es nombrado coordinador clínico autonómico del Programa de Detección Precoz del Cáncer de Colon y Recto de las Islas Baleares
Next post 2 apuñalados en Palma

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Cómo te ayudo? Cuéntanos tu historia
A %d blogueros les gusta esto: