Narraciones desde la cola del hambre…

Hoy en la cola Mario estaba muy enfadado, nervioso, desestabilizado hasta casi la agonía, sudoroso, mal vestido, extremadamente delgado, con temblor en las manos…

Recuerdo que hace 12 años aún tenía un bar restaurante en una zona de la periferia turística de Palma, metro 83, atractivo, fuerte, se sentía orgulloso de haber llegado desde su país de origen con sólo 20 dólares en el bolsillo y con nada más que su ingenio y voluntad haberse convertido en un empresario, tener un piso propio y un rosario de amantes.

Durante la crisis del 2008 se aventuró en temas de construcción y obras, quiso crecer a la vez que la burbuja inmobiliaria… todos se apuntaban al gran festín del ladrillo y cayo en las fauces de un chorro argentino que al final lo dejo sin un euro y en la estacada.

Poco después todo hizo crack… hasta que lo reencontré en un albergue para personas con problemas de drogadicción, me dijo, ‘ya ves amigo, no quería perderme ninguno de los placeres de la vida’, ‘pensé que controlaba’, ‘quería desconectar’, ‘de hecho, casi todos los triunfadores con los que me codeaba le daban todos a lo mismo’…

Intentó ponerse en tratamiento y dejarlo varias veces, pero no funcionó… y cada vez tomaba droga mas barata, ‘ya sabes, coca-base, tranquis y mucha litrona’.

‘Si no fuera por los comedores sociales nos lanzaríamos como zombis a por la gente o entraríamos en sus casas sin miramientos’…

‘Por cierto Toni’ ‘¿no tendrías 5 eurillos para dar a un viejo colega?’

Foto editada por El Mundo por SASHA ASENSIO.

Previous post El hormigón reciclado y el CO2 capturado se convierten en un nuevo material de construcción
Next post Hoy sábado hay que disfrutar de películas y series

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Cómo te ayudo? Cuéntanos tu historia
A %d blogueros les gusta esto: