Baleares Política Local/Autonómica

Podemos le cuela al Gobierno balear la apología del castrismo pagada con dinero público

Desde VOX Baleares muestran su absoluta perplejidad a que el nuevo organigrama del Gobierno de Francina Armengol incluya la Dirección General de Políticas para la Soberanía Alimentaria. Se halla adscrita a la Consellería de Agricultura, Pesca y Alimentación, responsabilidad de Mae de la Concha (Podemos). El concepto de “soberanía alimentaria” no es en absoluto inocente y apenas oculta la clara intención de trasladar a nuestras Islas lo más perverso de los populismos latinoamericanos ejemplarizados en la dinastía de los Castro, el chavismo o Evo Morales.

El concepto de soberanía alimentaria ha sido popularizado por la organización internacional Vía Campesina, una entidad de extrema izquierda alienada con líderes comunistas y populistas del planeta. La supuesta defensa del consumo de productos de proximidad no logra encubrir una ideología radical. Prueba de ello es la reciente Declaración Política del VII Congreso de la Cloc – Vía Campesina del 30 de junio de 2019 celebrado en La Habana y que comienza con una loa al tirano Fidel Castro. En el texto se culpa a los Estados Unidos de “una nueva etapa de la guerra cultural que pretende naturalizar el odio fascista” entre otras lindezas.

Las intenciones de Vía Campesina y su “soberanía alimentaria” les llevan a definir como “nuevas guerras de opresión y conspiración” impulsadas por no se sabe bien qué enemigo la situación que viven países como “Cuba, Nicaragua, Bolivia y Venezuela, el encarcelamiento de Lula, la persecución a Cristina Fernández de Kirchner entre otros. Declaramos nuestra solidaridad con el pueblo venezolano y con los pueblos en lucha”. El movimiento asegura que “el Feminismo Campesino y Popular es parte de nuestro horizonte estratégico, fortalece la lucha campesina y la construcción del socialismo. ¡Con Feminismo construimos Socialismo!”.

Resulta preocupante que una de las primeras medidas del Ejecutivo de Armengol sea dar voz a la apología del comunismo y sus políticas. Podrían citarse entre sus grandes logros las hambrunas en Ucrania y China del pasado siglo que ocasionaron millones de muertos, el desastre de las campañas de la zafra de caña de azúcar en Cuba o los monumentales planes quinquenales de la Unión Soviética. Por desgracia ese es el modelo que oculta el concepto de “soberanía alimentaria” y que Armengol (está por ver si de forma ingenua u obligada a ello para hacerse con la presidencia) ha comprado tan alegremente a Podemos. En realidad lo ha comprado con dinero público. Por ello nuestros diputados en el Parlamento balear van a fiscalizar hasta el último céntimo que se dedique a semejante despropósito, dinero que podría invertirse en necesidades reales en lugar de en las fantasías de aquellos que sin haber plantado un tomate en su vida se permiten sentar cátedra en cuestiones agrarias y morales.

Cabe recordar que VOX apostó en su programa electoral del pasado 26 de mayo en la promoción y fomento del consumo del producto local, especialmente en la hostelería, y en una serie de medidas de apoyo al sector primario.

Compártelo con tus amigos

Deja un comentario