Sánchez creará más desigualdad a cambio del apoyo de los independentistas

Unión Progreso y Democracia ha expresado su “total desconfianza” hacia las negociaciones que el gobierno socialista de Pedro Sánchez mantiene con los independentistas catalanes para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado de 2019.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ya ha confirmado que los presupuestos cumplirán con el Estatut en materia de inversiones. Es decir, el gobierno otorgará a Cataluña en torno al 18% del total de las inversiones que reparte entre las comunidades autónomas a través de los Presupuestos Generales. A eso hay que añadir los 989 millones de euros correspondientes a las entregas a cuenta; otros 400 sobre la devolución del IVA retrasado; 200 millones que se acordaron en la comisión bilateral con la Generalitat para cumplir una sentencia que reconocía la carencia de inversiones y unos 175 para los Mossos d’Escuadra.

Sin embargo, desde UPYD recuerdan que la Abogacía del Estado rechaza desde 2006que el Gobierno tenga obligación de invertir en Cataluña lo que establece el Estatut, en contra de lo anunciado por Montero. “Aunque se escude en el cumplimiento del Estatut,Sánchez pretende comprar a los nacionalistas con más inversiones en Cataluña a cambio de sus votos para sacarlo adelante”, aseguran.

Igualmente, el partido progresista tilda de “inaceptable” que, “por el deseo de Sánchez de permanecer en la Moncloa”, aumente “la desigualdad entre españoles” de distintos territorios. Y sentencian: “si no es capaz de sacar los PGE sin venderse, que gobierne prorrogando los presupuestos del PP o que convoque elecciones”.

Por otro lado, la dirección lamenta que el Gobierno de Pedro Sánchez haya decididoaplazar la reforma del sistema de financiación autonómica, pendiente de renovar desde 2014, hasta la próxima legislatura por “motivos puramente electorales” ante “la inminencia de las elecciones autonómicas y municipales”. UPYD siempre ha propuesto un modelo de financiación autonómica cooperativo y de caja única. Este modelo consistiría en que el Estado recupere los tributos cedidos a las CCAA. Posteriormente se distribuiría a cada una de ellas los fondos necesarios para prestar los servicios públicos y acometer las inversiones que fueran necesarias, teniendo en cuenta en ambos casos las particularidades de cada región.

En ese sentido, UPYD rechaza “el modelo de negociación bilateral” y los sistema de financiación foral del País Vasco y Navarra, ya que contribuyen a que “siempre ganen los nacionalistas y pierdan el resto”.

Compártelo con tus amigos

Deja un comentario

× TotBalears
A %d blogueros les gusta esto: