Son Espases incorpora una técnica para evitar las secuelas de la extirpación del cáncer de mama

Hasta ahora se han llevado a cabo seis intervenciones con este nuevo método
El Hospital Universitario Son Espases ha incorporado la técnica de localización del ganglio centinela, que se aplica a pocos centros hospitalarios de Europa, el objetivo es evitar la aparición del linfedema, uno de los posibles efectos secundarios de la extirpación de los ganglios axilares de las pacientes con cáncer de mama, que provoca la acumulación de líquido en el brazo y limita su funcionalidad.

Por este motivo el Hospital ha impulsado en el último año la técnica del marcaje del ganglio positivo antes de iniciar el tratamiento con quimioterapia, previamente a la intervención quirúrgica. De esta manera se puede saber si el ganglio ha tenido una buena respuesta al tratamiento y, si es así, se extirpan el ganglio marcado y el ganglio centinela, que en algunas ocasiones es el mismo. Hasta ahora, esta técnica se ha aplicado a seis casos, en tres de los cuales se ha evitado vaciar el ganglio axilar (limfoadenectomia). 

Para aplicar esta técnica intervienen diferentes especialistas de la Unidad Funcional de Cáncer de Mama de Son Espases y de diversos servicios del Hospital: Anatomía Patológica, Cirugía Plástica, Ginecología, Medicina Nuclear, Oncología y Radiología.

El cáncer de mama es el tipo de cáncer más frecuente entre las mujeres españolas, pero gracias a las innovaciones en el diagnóstico y en el tratamiento, actualmente más del 80% de las pacientes sobreviven diez años después del diagnóstico. Sin embargo, se siguen realizando esfuerzos para mejorar estas cifras y para reducir las secuelas que los tratamientos provocan, con el objetivo de curar las mujeres con cáncer de mama y mejorar su calidad de vida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.