¿Todo vale si te sales con la tuya?

¿Te da la razón el hecho de ser lo suficientemente hábil para inducir a los demás a creer que la tienes? Es decir, convencer no es sinónimo de tener razón ¿verdad? Más bien, es conseguir ‘colar tus razones’.

¿Es correcto desde una moral personal extrapolar que los demás son inmorales si no cumplen nuestras expectativas?

Conozco personas tan morales y estéticamente convincentes que me ha sido imposible hallar un ápice de transparecia tras ese velo de complacencia social… es como encontrarse ante un hábil feriante vendedor de elixires que lo curan todo.

De hecho, con algunas personas, cuando consigo intimar lo suficiente, descubro atónico (cada vez menos) que coexisten múltiples morales en una misma persona, todo depende del contexto, momento, quién o interés concreto que tenga en relación a los acontecimientos y deseos.

Somos un mar de gente sumergidos en deseabilidad social, deseamos agradar, seducir, estar a la altura de nuestro ego, cueste lo que cueste, haciendo todo lo que sea necesario para maquillar nuestra estética física, psicológica y social… queremos vivir en el ‘escaparate de moda’… pero se nos olvida que la medida de nuestro ego la medimos con beneplácito de los demás ‘jonkis’ a los estereotipos de consumismo.

Adictos a dietas agresivas, infinitas horas de gimnasio, operaciones estéticas, a complementos hormonales, anabolizantes… todo para estar unas jornadas más en ‘el mercado’ de la ‘carne de intercambio’.

Ah, y páguelo en cómodos plazos ¿quiere usted la nariz, mentón y pómulos de Doña Leticia? ¿Recuperar el vigor de antaño? ¿Qué tal unos dientes perfectos?

¿Es posible que hayamos sobredimensionado nuestra necesidad de autoestima inducidos por unos patrones estéticos que nunca elegimos realmente?

Cuídate, come sano, piensa sano, interacciona con el entorno sin adicción al ‘mercado’… entonces, tal vez, pues puedo estar muy equivocado, ya que sólo soy un simple y vulgar humano que se atreve a pensarlo, pero repito, tal vez, serías más libre y moralmente congruente si no tuvieras tanta ‘necesititis’ inducida y adictiva.

Previous post 3 de diciembre Día Internacional de las Personas con Discapacidad
Next post UGT: hace valoración de los datos del paro en el mes de noviembre

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Cómo te ayudo? Cuéntanos tu historia
A %d blogueros les gusta esto: