Un cohete Chino regresa a la Tierra fuera de control

El cohete chino Long March 5B fue utilizado en el lanzamiento de una estación espacial el pasado 29 de abril con el módulo principal para la futura base orbital china.

El lanzamiento se realizó en la isla de Hainan y su regreso está fuera de control. El Pentágono lo observa de cerca ya que los restos podrían caer en lugares habitados.

Según medios estadounidenses informan que el cohete chino Long March 5B se espera que entre en la atmósfera terrestre alrededor del 8 de mayo. Actualmente se encuentra volando a una velocidad de 27.600 kilómetros por hora, en una órbita baja que según los científicos, inevitablemente perderá altitud.

El portavoz del Departamento de Defensa de Estados Unidos, Mike Howard, dijo «punto exacto de entrada a la atmósfera de la Tierra». El Comando Espacial de Estados Unidos se encuentra rastreando la trayectoria del cohete.

El Escuadrón de Control Espacial número 18 de Estados Unidos proporciona reportes diarios sobre la ubicación del cohete a través del sitio web Space Track.

De regreso a la tierra
Si bien la mayoría de los desechos espaciales se queman al entrar a la atmósfera, el cohete chino Long March 5B tiene un tamaño pesa 22 toneladas y ha generado una creciente preocupación porque sus componentes más grandes puedan causar daños si golpean áreas urbanas.

Experto de la Universidad de Harvard dice «no es el fin del mundo»
Jonathan McDowell, experto del Centro de Astrofísica de la Universidad de Harvard, aclaró a la cadena CNN que «No creo que la gente deba tomar precauciones. El riesgo de que haya algún daño o de que golpee a alguien es bastante pequeño. No es despreciable, podría suceder, pero el riesgo de que te golpee es increíblemente pequeño. No perdería ni un segundo de sueño por esto como una amenaza personal».

Cohete anterior Chino
El profesor Jonathan McDowell, astrofísico del Centro de Astrofísica de la Universidad de Harvard, citado por The Guardian, mencionó que «la última vez que China lanzó un cohete, terminó con largo cables metálicos volando por el cielo y dañando varios edificios en Costa de Marfil».

Previous post Lista de espera en la XII Setmana de la Vela de Cala Gamba
Next post Medidas en la restauración: vuelven los interiores

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Cómo te ayudo? Cuéntanos tu historia
A %d blogueros les gusta esto: