Una cincuentena de efectivos trabajarán en la campaña de alto riesgo de incendio forestal en Menorca

El consejero de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir, el director general de Espacios Naturales y Biodiversidad, Lorenzo Mas, y el gerente del Instituto Balear de Naturaleza (IBANAT), Joan Ramon, han presentado, este jueves, el operativo para la temporada de alto riesgo de incendio forestal en Menorca.

Una cincuentena de efectivos del IBANAT, agentes de medio ambiente y personal técnico forestal de la Dirección General de Espacios Naturales y Biodiversidad forman parte del dispositivo de extinción de incendios forestales en Menorca. Además, se cuenta con los medios aéreos de la base del Mercadal. Este operativo lleva en marcha desde el primero de mayo y estará hasta el 15 de octubre.

Mir ha destacado que el inicio de campaña en Menorca, al igual que en Mallorca, viene marcado por la situación de falta de precipitaciones, lo que hace que haya tenido un inicio desfavorable. «La falta de lluvias, junto con unas temperaturas altas, hacen que la vegetación sea más proclive a quemar», explicó. «La precaución es esencial en todas las campañas, pero en esta requiere especial cuidado y aplicar medidas preventivas y de autoprotección para disminuir al máximo las posibilidades de incendio», ha insistido el consejero.

El consejero también ha subrayado el trabajo realizado desde los ayuntamientos y el consejo de Menorca en el proceso de elaboración de los planes de prevención de los incendios forestales.

Por su parte, Ramón explicó que, este año, la base helitransportada de s’Arangí cuenta con un sistema de placas fotovoltaicas «que sustituyen el generador de corriente que había hasta ahora y proporcionan energía limpia en la base».

El consejero ha aprovechado la visita a Menorca para recordar que, este año, tal como se comenzó el año pasado, no sólo está prohibido hacer fuego en terreno forestal, sino también a menos de 50 metros del bosque. Sea como sea, para hacer entre los 50 y 500 metros, hay que pedir autorización administrativa.

Estos permisos se pueden suspender por parte de la Consejería ante episodios meteorológicos adversos, como el fuerte viento o las temperaturas extremas, para minimizar así las situaciones de riesgo por el uso del fuego en terreno forestal. Es por ello que Mir ha pedido «cautela máxima» y «estar muy pendiente de las condiciones meteorológicas aunque se cuente con autorización».

Previous post EUIB dará apoyo a las movilizaciones y reclama una banca pública
Next post Desmantelado un punto de venta de droga, Palma

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Cómo te ayudo? Cuéntanos tu historia
A %d blogueros les gusta esto: