Una obra de Teatro las Kellys que emociona

Una obra de Teatro las Kellys que emociona

El 26 de marzo en el Teatre Principal de Palma, vio la luz, esta esperada obra de teatro, no quisieron perderse esta cita, la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, acompañada por la presidenta del Govern balear, Francina Armengol, y la presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera.

El periodista y dramaturgo Rafael Gallego ha hecho protagonistas de su última propuesta teatral a las que limpian hoteles. Recoge sus reivindicaciones profesionales, la lucha por sus derechos, pero también sus historias personales, lo que les preocupa más allá del trabajo.

Una obra basada en los recuerdos de niño del autor. La obra está basada en su propia experiencia como hijo de una camarera de piso. De niño, recuerda, acompañaba a su madre al trabajo. Quizás, por eso, el texto además de reivindicativo, tiene un tono nostálgico, asegura, con pasajes humorísticos y personajes grotescos. Ha sabido transmitir con rigor como puede ser la vida de las Kellys.

Las intérpretes no son camareras de piso sino actrices profesionales, pero las auténticas kellys sí que han trabajado en el proceso creativo. Lo han hecho en talleres con la creadora audiovisual Laura Marte. Para algunas de ellas, era la primera vez que se acercaban al mundo de los escenarios y de las artes escénicas. “Ojalá sirva para acercar nuevo público al teatro”, dice Gallego. Seguro que servirá para hacer llegar al público la vida y las preocupaciones de, así se llama el proyecto, una Brigada Invisible.

Bajo la batuta del reputadísimo director Sergi Belbel, premio Nacional de Literatura Dramática en el año 1996, que, en seguida, se interesó por el proyecto. «Es una obra que habla de la problemática de estas mujeres y también de las vidas de cada una de ellas. Muchas veces, las tenemos catalogadas como las que limpian, pero la que limpia es una persona que tiene una vida, una trayectoria y unos sentimientos», dice Belbel.

Les llamaban las kellys, como una especie de acrónimo de “las que limpian”. Las camareras de piso, las que limpian en efecto las habitaciones de hotel, han adoptado el nombre con orgullo y, bajo esa denominación, se han empoderado y organizado para reivindicar mejoras en sus condiciones de trabajo. Luchan porque se reconozcan sus lumbalgias como enfermedades profesionales y poder jubilarse antes de un trabajo con gran exigencia física y movimientos repetidos decenas de veces todos los días.

Trabajan en los bastidores de la poderosa industria turística. Ellas porque es una profesión completamente feminizada entran en escena cuando el turista no está. En temporada alta pueden limpiar decenas de habitaciones. Viven entre sábanas blancas y botes de cremas olvidados a medio gastar. Hacen camas, vacían papeleras, ordenan y friegan habitación tras habitación. Casi todas, aseguran, tras unos años trabajados toman medicación, bien por dolores musculares, bien por estrés. Se quejan de las cargas de trabajo en unas jornadas extenuantes.

La obra es un fiel reflejo de como es un día de una camarera de pisos, de estas luchadoras incansables, que han visibilizado el colectivo tan precarizado y castigado, hace que el espectador empatice con ellas, incluso se emocionen por su vida tan dura.

En declaraciones en exclusiva para este medio la Presidenta de la Asociación Kellys Unión Baleares, le ha encantado esta obra de Teatro, agradeciendo a todos los implicados para que se llevara a buen termino, dando mas visibilidad si cabe, a nuestro colectivo, esperando que haya mas iniciativas como esta.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: