Baleares Mallorca Política Local/Autonómica

VOX Calviá ha denunciado el “cordón sanitario” que el alcalde socialista Alfonso Rodríguez y sus socios de Més-Podemos están imponiendo en el consistorio al partido

Mientras el resto de grupos políticos cuentan con los medios establecidos legalmente para desarrollar su acción política en el ayuntamiento, a VOX se le he relegado y sin explicación alguna no se le han facilitado ni los medios ni el despacho para ejercer la oposición. Se trata de una discriminación arbitraria e ideológica que vulnera el propio Reglamento Orgánico Municipal.

Desde que el pasado día 15 de junio quedara constituido el Ayuntamiento se “incumple sistemáticamente el Reglamento Orgánico Municipal, concretamente en lo contemplado en los artículos 5.2, 31.1 y 31.2”. Dichos artículos rezan textualmente de la siguiente manera:

Artículo 5.2. “Todos los Concejales y Concejalas dispondrán en la Casa Consistorial de un buzón para la correspondencia y notificaciones y de un servicio de atención de llamadas telefónicas y mensajes”

Artículo 31.1. “El Ayuntamiento de Calviá, mediante resolución de la Alcaldía y dentro de las posibilidades municipales, pondrá a disposición de los grupos municipales los espacios físicos y medios personales y materiales suficientes. Estos medios se concretarán en el Decreto de asignación y serán como mínimo de un despacho por cada grupo municipal (…)”

Artículo 31.2. “Todos los grupos municipales gozan de idénticos derechos, en la forma y las condiciones previstas en el presente reglamento.”

Por ello, Vox Calviá ha remarcado que “este incumplimiento está ocasionando una discriminación con respecto a los otros grupos municipales, que sí disponen de dichos medios y espacios físicos, lo cual es constitutivo de una infracción grave, arbitraria e injusta de la normativa aplicable”.

Compártelo con tus amigos

Deja un comentario