Desde esta semana, los policías tutores y una primera dotación de agentes de policía comunitaria del Distrito 6 trabajan físicamente en las instalaciones de la Comisaría de Policía del Distrito Este, ubicada en Son Gotleu.

Estas instalaciones han sido completamente rehabilitadas y se han mejorado las medidas de seguridad. Hay que recordar que esta instalación permanecía cerrada desde el 5 de noviembre de 2018 a causa de un incendio que calcinó 6 coches de policía y 25 motos. El siniestro obligó a trasladar todo el servicio policial del Distrito a la Comisaría Centro.

En la primera fase del traslado, que se está llevando a cabo estos días, se restituirá el mobiliario, las dotaciones y los equipos informáticos que se tuvieron que retirar a causa del incendio. La reincorporación de los agentes de policía comunitaria se hará de manera progresiva durante las próximas semanas.  

La concejala de Seguridad Ciudadana, Juana María Adrover, destacó el hecho de que la Policía Local «vuelva a Son Gotleu un año y dos meses después» y ha recordado que el retorno al barrio «es muy necesario». También ha manifestado que, una vez recuperada la normalidad, «la Comisaría de Son Gotleu podrá volver a dar el servicio de policía de proximidad que piden vecinos y vecinas».

Deja un comentario