A propósito del obsceno enunciado, de la invitación al duelo, que cursa el mal intencionado Sánchez,… «como el burro, él, siempre delante».

Cuando los republicanos y anti-monárquicos dan un paso adelante, la Monarquía se queda un paso atrás.

A los rebeldes se les puede parar, pero cuando las posiciones se relajan, los rebeldes siempre salen desde el punto exacto en donde les detuvieron = Un paso por delante, de la Monarquía Parlamentaria, reinante.

El Rey, Felipe VI, haría bien en tomar buena nota de lo anterior y lo siguiente = 14 de marzo de 1848 – últimas palabras, en la renuncia del Príncipe canciller, Metternich, ante el Emperador austriaco, Fernando V, dijo alto y claro, ante los miembros de la cámara presentes:

«Cuando las Monarquías se someten, desaparecen»

A %d blogueros les gusta esto: