El Archiduque Luis Salvador, s’Arxiduc

Fue considerado como el explorador florentino que amaba el “Mare Nostrum” y como “el incansable amigo de las islas del Mediterráneo”.

El 4 de agosto de 1847 nace en el Palazzo Pitti de Florencia, antigua capital del Gran Ducado de Toscana, Su Alteza Imperial y Real el Serenísimo Señor Luis Salvador de Habsburgo-Lorena y Borbón dos Sicilias.

Sus nombres completos en las lenguas “materna” fueron:

en italiano: Luigi Salvatore Maria Giuseppe Giovanni Batista Domenico Ranieri Ferdinando Carlo Zanobi  Antonino.

en alemán: Ludwig Salvator Maria Joseph Johann Baptist Dominicus Rainerius Ferdinand Carl Zenobius Antonin.

A lo largo de su vida, fue conocido como “Luigi” por la familia y como “Luigi el sabio” en la corte imperial de su primo, el emperador de Austria.

Fué el noveno, de los hijos de Leopoldo II, Gran Duque de Toscana (Leopoldo de la casa Habsburgo-Lorena, Archiduque de Austria, Príncipe Real de Hungría y Bohemia, que fue el último Gran Duque de Toscana de facto), y de su segunda esposa María Antonieta Borbón Dos Sicilias

Por su padre, era primo de Francisco I, Emperador de Austria, y por su madre, sobrino de la Reina Regente de España, Isabel II y primo del Rey de España, Alfonso XIII.

No obstante el gobierno de Leopoldo II fuera muy provechoso para el Gran Ducado de Toscana, la Italia de aquel momento histórico, vivía una época convulsa de actos revolucionarios, que auspiciaban la reunificación de todo el territorio, libre del yugo y dominio extranjero: en efecto estaba compuesta por numerosos pequeños estados (reinos, ducados, principados, etc.) que por los enlaces matrimoniales estaban controlados por los grandes de la época:  Austria, España, Francia y el Estado Pontificio.  

El 27 de abril de 1859, la familia tuvo que dejar su querida Toscana y refugiarse en territorio controlado por el Imperio Austro-Húngaro.  El joven “Luigi”, tenía tan solo 12 años: atrás quedaban para siempre las vivencias y el bagaje cultural que su madre le había inculcado.

A partir de entonces, la vida del Luigi Salvatore (Ludwig Salvator), se convirtió en una especie de andadura por la geografía europea: Muggia-Trieste, München, Paris, London, Lindau, castillos de Schlackenwerth y Brandýs nad Labem-Stará Boleslav (Bohemia – actual Rep. Checa), Viena, etc.  

Como bien lo define el Dr. Miguel  Salvador Habsburgo Lorena, s’Arxiduc  Luigi Salvatore, recibió, por una parte aquella buena predisposición para las ciencias naturales propia de la casa Lorena y Borbón  y por otra, aquella manera de ser federalista y tolerante de la línea de los Habsburgo de Toscana. 

En 1861 y con tan solo 14 años, visitó por primera vez Venezia: la impresión que le produjo la ciudad de los canales fue tan grande y en ella pasó largas temporadas. 

En la Universidad de Praga (antaño perteneciente al Imperio Austro-Húngaro – actual Republica Checa), cursó estudios de Derecho, Filosofía y Letras, y los de Ciencias Naturales, que fueron la verdadera pasión de su vida.

Era un joven aplicado, despierto y ávido de conocimientos, que se ocupaba preferentemente de las lenguas extranjeras (hablaba correctamente catorce lenguas entre las que figuraban el griego y el latín), del dibujo y de la Geografía.

Paralelamente a esta formación humanística y científica, a la que con el tiempo dedicaría la gran parte de su vida, viajo por Austria, Italia norte – oriental (todavía bajo control y dominio austriaco).  Las próximas costas Dálmatas (en la actual Croacia) del mar Adriático llamaron su atención.

En 1865 visita la isla del Reino Unido, Helgoland (actualmente de la Alemania) y los fiordos noruegos.  

Como veremos más adelante, llegó a España en el verano de 1867.

En 1869 cautivó su atención el archipiélago de las Eolias o Lipari, por la singularidad de sus agrestes paisajes y belleza.  El estudio que realizó sobre estas islas sicilianas, le llevó a editar el tema de la obra más importante (6 volúmenes), después de Las Baleares.

Con el tiempo, dedicaría su vida a viajar por los cinco continentes (en 1876 visito Filadelfia en los EE.UU., mientras que en 1881 visito las costas de la isla de Tasmania y la ciudad de Melbourne en Australia) así como realizar importantes estudios sobre muchas de las islas y territorios de las riberas de los mares del Mar Mediterráneo. 

Las Baleares fueron su paraíso entonces perdido (el de la Toscana). 

Pese a la gran devoción y respeto que siempre profesó al Emperador Francisco José, la vida en la corte y la tenaza del rígido protocolo austriaco, heredado del inflexible ceremonial de la etiqueta española, este no era de su agrado, mas bien le agobiaba. 

Aun así, “Luigi”, conocido cariñosamente en la corte, como el “sabio de la casa”, fue el más fiel y adicto a la persona del Emperador. A lo largo de su vida, le visitaría como mínimo cada año, y siempre le pidió autorización para emprender un viaje o para trasladarse de residencia.

En 1870 muere en Roma su padre Leopoldo II.  Es designado gobernador de Bohemia, uno de los grandes reinos que conformaban el imperio austro-húngaro. Demostró grandes dotes de estadista, diplomacia y ecuanimidad.

En el mes de agosto de 1872, se procedió a la botadura del primer barco que bautizará como “Nixe I”.  En 1873 quedó listo para navegar

pastedGraphic.png

Tenía 52 m. de eslora y 6 m. de manga, siendo su principal medio de propulsión una maquina de vapor, además de los aparejos de goleta de tres palos para las velas. Los astilleros fueron los de Trieste – Muggia, donde la familia tenía una de las villas veraniegas.  

El viaje inaugural lo realizó partiendo para las aguas del delta del Nilo (Alejandría). El Nixe I, surcó aguas de Mallorca, por primera vez en mayo de 1873.  Durante más de veinte años fue el más fiel medio de transporte y laboratorio de investigación para s’Arxiduc.  

Acabó sus días en el fondo del mar de Argel, en el verano de 1894, siendo capitaneado en aquel momento por el mallorquín Rafael Vich.

Cuando fueron suprimidos los servicios de carácter civil de los Archiduques, en 1876 fijó su residencia en el “Palazzo Zindis de Muggia, (la antigua base naval romana, Castrum Mugiae) próxima a la ciudad de Trieste.

Desde 1897 fue socio honorario y desde 1898 fue protector del Club Turisti Triestini.

pastedGraphic.png

Su amor a la naturaleza y al paisaje, el estudio de los lugares que visitó y a él queridos, nos han dejado un legado imperecedero: sin lugar a dudas podemos definirlo como el precursor de los actuales “trotamundos”.

También es resabida su despreocupación por los honores y las distinciones.  

Su Alteza Imperial y Real, el Serenísimo Señor Archiduque de Austria Luigi Salvatore de Habsburg-Lorena y Borbón, murió, en el Castillo de Brandýs nad Labem-Stará Boleslav (Bohemia – actual Rep. Checa)  

pastedGraphic_1.png

a la edad de 68 años, a las dos y media de la tarde del 12 de octubre de 1915

pastedGraphic.png

Fue sepultado en la Cripta Imperial de Viena o Cripta de los Capuchinos, situada en la plaza del Neuen Markt, cerca del Palacio Imperial de Hofburg. En concreto en la del muro noreste, junto a otras doce tumbas, principalmente de la línea toscana de la familia. Desde 1633 es el principal lugar de sepultura para los Habsburg, es decir, para los emperadores hereditarios del Sacro Imperio Romano Germánico y sus descendientes.

NOTA DEL PERIODICO BALEARES

El próximo martes 12 de Octubre se cumplirán 106 años del fallecimiento del Archiduque, nosotros no queremos celebrar el acontecimiento sino recordar el día en que nuestro querido personaje nos dijo adiós cuando aún le quedaban varios años de vida en bien de nuestra tierra.

Previous post Agentes de la Policía Nacional en Palma, han conseguido recuperar 350.000 euros estafados
Next post Muere ahogada una turista de 69 años en Arta

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Cómo te ayudo? Cuéntanos tu historia
A %d blogueros les gusta esto: