Baleares Mallorca

El Insòlit esparce la creación contemporánea en los patios de Palma

Un año más el Insòlit abre las puertas de los patios de Palma a la creatividad y el talento de jóvenes creadores. Un proyecto de tres arquitectos -Aina Bigorra, Erik Herrera y Pep Rovira- que quiere promover y mostrar de manera activa y participativa el valor patrimonial de Baleares así como impulsar y dar visibilidad y creatividad de artistas locales.

Una iniciativa coorganizada con el Departamento de Cultura del Consejo de Mallorca. ‘Hemos visto crecer el Insòlit, que, lejos de ser una simple actividad expositiva, tiene mucho más calado e intención. Un Festival que para nuestro Departamento representa innovación, frescura, valentía, transgresión, … muchos de los valores que le debemos atribuir a la cultura en mayúsculas ‘explicó el vicepresidente Francesc Miralles.

El Insòlit también cuenta con el apoyo de la concejalía de Cultura y Bienestar Social del Ayuntamiento de Palma y con la colaboración de otras instituciones como la Universidad de las Islas Baleares, el Colegio Oficial de Arquitectos de las Islas Baleares y la Escuela de Diseño de las Islas Baleares.

En la cuarta edición del Festival, los patios de Can Balaguer, Can Oms, Can Bordils, Estudio General Lul·lià, Cal Comte de la Cova y Cal Marqués de la Torre son el escenario de la exposición de las intervenciones efímeras. Se exhiben cinco creaciones seleccionadas de un total de 76 propuestas de autores locales, nacionales y europeos que se han presentado a la convocatoria de este año, además de una intervención llevada a cabo por los alumnos de la Escuela de Arte y Superior de Diseño de Baleares.

La exposición está formada por las instalaciones ‘La catenaria y el Arco’ de Santiago del Águila y Manuel Bouzas, en Can Balaguer; ‘Nubelización’ de Juan Antonio García, en Can Oms; Eclipse del colectivo Martillo Neumático, en Can Bordils; ‘Living Coral’ de la asociación Conjuntos empáticos, en Cal Conde de la Cueva; La cuadratura del círculo ‘de Alba Fernández y Adrià Marrasé, el Estudio General Lul·lià, y’ Cul de sac ‘de los estudiantes de la EASDIB, en Cal Marqués de la Torre. Unas obras que en esta edición 2019 giran en torno al concepto ‘contradicción’.

El Festival también acoge un programa de actividades paralelas. Como novedad, se incrementa el número de visitas guiadas de la mano del historiador Gaspar Valero. En concreto se ofrecen cuatro rutas por los patios de Palma, concretamente por la ‘Ciudad alta’ y la ‘Ciudad baja’.

También se organiza el ciclo de conferencias ‘Construir contextos. Escenografías del entorno ‘que se llevará a cabo el 4 y 5 de julio en el Colegio Oficial de Arquitectos.

El Festival continúa incorporando formatos para acercar la arquitectura a los más pequeños y sus familias con la celebración del Mini-Insólito, el 6 de julio en los jardines del Centro Cultural la Misericordia. El 5 de julio está previsto que se represente en Cal Marqués de la Torre una pieza performática que reflexiona en torno al patrimonio.

Los patios se podrán visitar entre el miércoles, 3 de julio y el sábado, 6 de julio, con un horario de 11 a 20 horas.

Compártelo con tus amigos

Deja un comentario