Mentiras…

Mentiras…

A veces son verdades mal entedidas, interpretaciones sesgadas o con intenciones desviadas…

Otras, son formas originales de decir la verdad, tanto que no se perciben como tales…

Muchas mentiras son verdades fuera de su momento, con fecha de caducidad…

Como suele suceder cuando cambiamos de paradigma científico o político.

Asiduamente una mentira puede ser un desacuerdo entre verdades, ya que la verdad, es tal, porque unos se ponen deacuerdo en que algo lo sea…

Aunque haya otros que acuerden lo contrario… incluso se autoconvencen, tanto, que llegan a matarse entre ellos… como pasa con los extremistas religiosos, ideológicos o futbolísticos.

Llega un punto en que son muchos los factores que determinan la imposibilidad del análisis completo de una «simple supuesta verdad»… que ésta, puede acabar convirtiéndose en una mentira basada en «hechos reales».

Y las mentiras más preocupantes… las mentiras con intención de serlas, las que son ingeniadas para cumplir un engaño, para el bien de unos pocos, a veces para el mal de muchos, como la de algunos políticos en elecciones, pero, el problema de este país, no son esos políticos, son la inmensa masa de «creyentes», es decir, personas que prefieren ‘creer’ que hacer un esfuerzo intelectual para ‘entender’…

Foto de: EL SUDAMERICA

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: