Víctimas de la crítica fácil y de los procedimientos

Uno puede atribuir estas decisiones a la torpeza, irracionalidad o desconocimiento, o algún factor cultural extraño de la sociedad de consumo… Pero sin embargo, los investigadores, no lo ven así”.

Cuando una persona tiene pocos recursos, todo el “ancho de banda” disponible en sus capacidades cognitivas básicamente “se obsesiona con el corto plazo. Toda la energía, todos los esfuerzos se dedican exclusivamente a intentar solucionar el problema urgente que tiene ante sí, descartando cualquier decisión secundaria que no lo solucione de inmediato. No es que los pobres sean tontos; sencillamente su cerebro se obsesiona con el corto plazo”.

Por eso, entre otras cosas, son víctima de la crítica fácil y de los procedimientos.

El estudio realizado por Sedil y Edgar, muestra que el tener una economía precaria inquieta al que la sufre, lo que a la larga le hace consumir tanta energía mental que reduce sus recursos para desarrollar su capacidad cognitiva en otras áreas de su vida.

Según los investigadores, dicha tensión mental podría estar costando a las personas pobres hasta 13 puntos de su cociente intelectual (CI), lo que provoca que sean propensos a cometer más errores sistemáticamente.

Es decir, si la media está entre 95 y 105 de CI y el límite de borderline es 80-85… ese dicho de que ‘la necesidad es la madre de la virtud queda científicamente invalidado en condiciones precarias’.

Cuando las personas pasan por episodios de precariedad no se les puede exigir lo mismo que las que no. Y, como es el caso de las personas que viven la pobreza desde la cuna, si no se las entiende y atiende a tiempo, el problema se agranda de tal forma que los daños cognitivos pueden generar la “discapacidad social” crónica.

Previous post Tendremos un jueves mayoritariamente soleado en las islas sin esperar precipitaciones
Next post Essure un mal de salud para muchas mujeres

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Cómo te ayudo? Cuéntanos tu historia
A %d blogueros les gusta esto: