VOX denuncia que la negativa al uso del Palau Sant Jordi obedece a motivaciones políticas y anuncia una concentración ese mismo día en Barcelona

Ante la negativa del Ayuntamiento de Barcelona, que dirige Ada Colau, a la celebración del acto de VOX el día 30 de marzo próximo, alegando “trabajos de mantenimiento”, la formación ha enviado un Burofax a esa institución al considerar que ha actuado de mala fe con una decisión arbitraria y discriminatoria.

La explicación dada a los medios de comunicación por parte del Ayuntamiento de Barcelona es falsa, puesto que desde que comenzaron los contactos con los Servicios Municipales de Barcelona, a través de la sociedad gestora del Palau Sant Jordi, quedó clara la disponibilidad de las instalaciones para los días 29 y 30 de marzo. El Ayuntamiento de Barcelona no hizo ninguna mención a las labores de mantenimiento cuando el 15 de febrero se realizó la reserva en firme. Tampoco lo hicieron cuando se realizó la trasferencia del 50% del total del importe para que la reserva fuera confirmada.

De hecho, los responsables de la organización del evento de VOX se desplazaron a Barcelona para mantener una reunión con los responsables de organización, logística y seguridad del Palau, quienes tampoco manifestaron ningún problema en la fecha indicada -30 de marzo-. A todos los efectos, la empresa municipal gestora del Palau, confirmaron el 15 de febrero a VOX la formalización definitiva de la reserva del recinto para la fecha señalada. Durante la tercera semana de febrero, se siguió trabajando en la organización para la elaboración del contrato, quedando reservado el Palau entre los días 28 y 30 para VOX.

El 21 de febrero se mantuvo una nueva conversación con los responsables para la organización de detalles como el sistema de accesos o la adaptación para personas con movilidad reducida. Pese a que se había confirmado, abonado y organizado el evento, el 25 de febrero VOX recibe una comunicación de los gestores cancelando la reserva de manera unilateral. 

Ayer, 7 de marzo, coincidiendo con las declaraciones del Segundo Teniente de Alcalde de Barcelona, el socialista Sr. Collbony, en las que exigía a Colau que “prohibiera un acto de VOX en el Palau Sant Jordi”, se comunicó a la prensa por parte de los responsables de las instalaciones: “que el 30 de marzo no se podrá celebrar ningún acto en el pabellón por trabajos de mantenimiento”. Una decisión que obedece a criterios políticos y que atenta contra derechos y libertades de VOX, sus afiliados y simpatizantes. Por ello, desde VOX se ha pedido por medio de burofax la rectificación de esa decisión.

En caso de que el Ayuntamiento de Barcelona persista en este acto que VOX considera ilegal, se reclamarán los daños y perjuicios correspondientes y se reserva la interposición de las acciones legales que considere oportunas.

Ante la actitud partidista y contraria a la libertad que ha mostrado la administración dirigida por la señora Colau, VOX anuncia que el día 30, en caso de que no rectifiquen en su decisión, convocará a una gran concentración en Barcelona. La España Viva estará presente en Barcelona, aunque la alcaldesa decida usar los espacios públicos para su propio interés y el de sus socios socialistas en el gobierno municipal.

Compártelo con tus amigos

Autor entrada: TotBalears