VOX lleva al Parlamento balear los ataques de Garzón a la ganadería y pide el apoyo unánime de todos los partidos al sector

VOX ha registrado una Proposición No de Ley (PNL) en la que se insta a los todos los grupos políticos a del Parlamento de las Islas Baleares a «mostrar su apoyo explícito a los ganaderos de Baleares, en particular, y a los de España, en general, ante los continuos ataques a los que se ven sometidos por parte del Gobierno de España». La PNL consta de tres puntos en los que además se insta al Parlamento de las Islas Baleares a mostrar su apoyo a los productos de la ganadería balear y a los de toda España. Desde la formación se pretende contrarrestar el efecto demoledor que sobre el sector ganadero han tenido las declaraciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, en The Guardian. De la misma manera se presenta una moción similar en el Ayuntamiento de Palma.

En el ámbito nacional, tal y como anunció el vicepresidente primero de Acción Política de VOX el pasado lunes, Jorge Buxadé, la PNL se presenta para apoyar al sector ganadero español y a sus productos, frente a los ataques continuos que recibe desde el Gobierno en todos los parlamentos. Además de Baleares, se presenta en el Parlamento de Cataluña, las Cortes de Aragón, Valencia, el Parlamento Vasco, Cantabria y Asturias y como moción en Melilla.

La decisión de presentar esta iniciativa se aprobó en la primera reunión del Comité de Acción Política del año, después de que el ministro de Consumo, Alberto Garzón, concediera una entrevista en el diario inglés The Guardian, donde aseguraba que las granjas españolas exportan «carne de mala calidad» procedente de «animales maltratados». Unas «inaceptables declaraciones» que se suman, explica la iniciativa presentada por VOX, a las que realizó el pasado 7 de julio, cuando instó a los españoles a comer menos carne por las supuestas altas emisiones de gases de efecto invernadero que emite la industria ganadera.

En su exposición de motivos de la PNL, la formación que preside Santiago Abascal denuncia el «absoluto desconocimiento» del ministro de Consumo sobre «un sector que representa una cifra de negocio de 27.000 millones de euros, más del 22 por ciento de todo el sector alimentario español» así como «todo un desprecio al esfuerzo de miles de explotaciones ganaderas».

Por su parte, el diputado portavoz de VOX en la Cámara balear, Jorge Campos, ha criticado que «sea desde el propio Gobierno de España desde dónde se torpedea nuestra economía. El ministro Garzón no sólo es un indocumentado y un temerario, es una verdadera amenaza. Cada minuto que sigue en su cargo es un minuto que Pedro Sánchez contribuye a destruir el tejido empresarial y productivo así como la imagen de nuestro país». Campos ha lamentado que «este no es más que el último ejemplo de cómo Unidas Podemos destruye la economía en aras, según dicen, de una pretendida transformación que nos conduce a la ruina».

Campos ha recordado casos similares como el del vicepresidente del Gobierno balear, el también podemita Juan Pedro Yllanes, que en una entrevista concedida a Es Diari de Menorca el pasado mes de mayo, en las que dijo textualmente «nunca jamás volveremos a las cifras de turistas del año 2019 y creo que es una buena noticia». «Sánchez y Armengol toleran y dan barra libre a los excesos de Podemos que asumen como propios, lo que les hace tan responsables como Garzón e Yllanes de esta campaña contra los intereses de las empresas y trabajadores».

Prueba del grave momento que atraviesa el sector es que en 2003 Baleares contaba con 299 explotaciones ganaderas. En 2022 sólo quedan 134 fincas. De seguir así, el sector ganadero en Mallorca va a desaparecer completamente, siendo similar la situación en Menorca. Además, la actividad ganadera en las Islas soporta unos costes de producción muy por encima del precio que cobran los payeses. Los costes de producción en Baleares han aumentado entre un 15 y un 20 por ciento, los abonos, un 15 por ciento, el gasóleo, un 25 por ciento, todo ello, junto al desmesurado incremento de la electricidad, significa que los ganaderos están produciendo con pérdidas.

Desde VOX se defiende que la ganadería extensiva e intensiva española «cumple con las más estrictas reglas sanitarias y de bienestar animal, por lo que las declaraciones del Ministro suponen una deslealtad a nuestros ganaderos que han asumido los esfuerzos de adaptar sus explotaciones a una normativa en ocasiones férrea». Y añade que «merecen mucho más que los ataques provenientes de un ministerio incapaz de cumplir con sus más estrictas funciones de defensa y representación exterior de los sectores que de él dependen».

En la exposición de motivos de la PNL se refleja la preocupación porque las declaraciones vertidas por Garzón sobre el consumo de carne «coinciden exactamente en su contenido y objetivos con los postulados de la Agenda 2030 en materia de gestión de alimentación, sostenibilidad y transición ecológica».

En este sentido, recuerda esta formación, pese a que las declaraciones de Garzón han recibido críticas desde otros partidos políticos, sin embargo, la Agenda 2030 y el Pacto Verde Europeo (Green Deal), apoyados tenazmente por PSOE y PP, son, también, grandes desconocedores de la vital importancia que supone el sector agro-ganadero español y de las necesidades reales de quienes dependen de él.

Y advierte VOX que los Objetivos de Desarrollo Sostenible, recogidos en la Agenda 2030, «están encaminados a la imposición de una transición ecológica abrupta que culpabiliza a agricultores y ganaderos españoles de la emisión de gases de efecto invernadero, con políticas restrictivas que están llevando a la asfixia, vía impuestos y regulaciones, de nuestro sector primario y al desmantelamiento vertiginoso de nuestra industria».

Así, recuerda el partido en la exposición de motivos, «las medidas y grandes estrategias que el Gobierno nacional y los gobiernos autonómicos están asumiendo persiguen los mismos objetivos y demonizan el modo de vida y las tradiciones del mundo rural», sin embargo, «favorecen la entrada de producción extracomunitaria en condiciones desiguales y desleales con nuestros productores».

Una situación que VOX considera de «acoso permanente al sector primario español». Por ello, «este intento de desprestigio y criminalización a nuestros ganaderos por parte de las agendas globalistas debe ser condenado por los representantes públicos que entendemos la ganadería, agricultura y pesca como garantes de la prosperidad y guardianes de un modo de vida sobre el que se debe vertebrar, en gran parte, las soluciones al grave problema de despoblación que atraviesa España».

Previous post UGT denuncia la contratación irregular de la técnica de recursos humanos del Ayuntamiento de Andratx
Next post Medio Ambiente publica «La vegetación de Mallorca y Cabrera» para facilitar la gestión de hábitats y el paisaje vegetal

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Cómo te ayudo? Cuéntanos tu historia
A %d blogueros les gusta esto: