Ya han comenzado las obras de la nueva Unidad Básica de Salud de Calonge

La nueva Unidad Básica de Salud Calonge supondrá una mejora para el núcleo que necesita con urgencia unas nuevas instalaciones para la atención de sus vecinos. La nueva infraestructura tendrá 220 m2 de superficie, y doblará el número de consultas y dispondrá de una sala de urgencias. Las obras tienen un presupuesto de unos 445.000 €, y aunque el movimiento de tierras comenzó en noviembre, hasta hace pocas días no se han iniciado los cimientos. Se espera que la nueva UBS de Calonge pueda atender los primeros pacientes en octubre o noviembre de este año.

El alcalde de Santanyí, Llorenç Galmés, y la consejera de Salud, Patricia Gómez, han visitado esta mañana las obras acompañados de la concejala de Salud, María Pons, y el regidor de Servicios Sociales, Antoni Matas. El nuevo edificio se construye en la calle de sa Romaguera, donde el consistorio Santanyí ha invertido unos 500.00 € en la dotación de servicios. El solar de 1.000 m2 donde se levantará el nuevo edificio, fue cedido por el Ayuntamiento de Santanyí, y será de uso íntegramente sanitario. La unidad actual es el número 1 de la plaza de San Miguel, en un edificio municipal gracias a un convenio de uso con el Servicio de Salud, pero compartido con un club de la tercera edad, lo que provoca algunos problemas de espacio, que quedarán resueltos cuando efectúe el traslado al nuevo edificio.

La nueva construcción constará de una sola planta con vestíbulo de entrada, sala de espera, recepción, archivo de historias clínicas, consulta de medicina de familia, consulta de enfermería, sala de urgencias, almacenes y baños adaptados para personas con movilidad reducida. Además, en el exterior habrá una zona de aparcamiento.

Compártelo con tus amigos

Deja un comentario